Participantes en la San Silvestre de Benasque. Foto: C
Como ocurrió en otras muchas localidades del Alto Aragón, Benasque también despidió 2015 a la carrera. La XIIl Carrera de San Silvestre,  organizada por el Club de Atletismo Medio Maratón Valle de Benasque (Camvabe), se celebró con el mercurio en los 5 grados. El ‘fresco’ no mermó a los participantes que participaron en la prueba con el humor por bandera.

Dada la progresión del número de corredores en las últimas ediciones, desde el Camvabe se esperaba  superar la cifra de los 500 participantes. La previsión no pudo ser más acertada ya que 565 fueron los participantes en esta decimotercera edición. A las 18.30 tomaron la salida los 565 corredores, de los cuales 180 iban disfrazados, aportando colorido y diversión a la carrera. Estos últimos fueron todos obsequiados con un regalo por parte del Camvabe.

Participantes en la San Silvestre de Benasque. Foto: C
Participantes en la San Silvestre de Benasque. Foto: Camvabe

El circuito discurrió por las calles de Benasque, formándose una marea roja por los gorros navideños que portaron la mayoría de atletas. Al ser una carrera popular y no competitiva fue guiada en todo momento por miembros del Camvabe, realizando una serie de reuniones en las plazas de Benasque para reagrupar a todos los participantes. Entre ellos se contaba con los corredores más jóvenes desde los 7 años acompañados por sus padres. Además del colorido, la carrera aportó mucho ruido y buen ambiente. Hubo cánticos y sonaron los cencerros.

La procedencia de los participantes fue de corredores locales del valle de Benasque, propietarios de segundas viviendas y participantes que habían escogido el valle de Benasque como destino para pasar la Nochevieja en algún hotel o apartamento turísticos.

La medusa y los trogloditas, los mejores disfraces de la San Silvestre de Benasque. Foto: C
La medusa y los trogloditas, los mejores disfraces de la San Silvestre de Benasque. Foto: Camvabe

Al finalizar la carrera se obsequió a todos los participantes con dulces y una copa de cava en las instalaciones deportivas municipales. Una vez hecho el brindis se estaba previsto entregar un reloj deportivo como obsequio al mejor disfraz. Debido al alto nivel de los disfraces desde la organización se estimó oportuno entregar dos premios en lugar de uno, siendo para la “pareja de trogloditas” y la “medusa”.

La San Silvestre de Benasque arrancó en su primera edición con 7 corredores en 2003 y poco a poco asume un peso importante en cuantas se celebran en la provincia de Huesca. La San Silvestre de Benasque no sería posible sin la colaboración del Ayuntamiento de la Villa de Benasque, Veri, Hoteles Valero, Disnoguero, Bar El Llinadet y Running Zaragoza.