Rubén González en una sesión estival | Foto: zetaestaticos.com
El Real Zaragoza volvió ayer a los entrenamientos tras el parón navideño y 17 jugadores participaron con normalidad en la sesión, que fue dirigida por el preparador físico Roberto Cabellud.
Rubén González en una sesión estival | Foto: zetaestaticos.com
Rubén González en una sesión estival | Foto: zetaestaticos.com

Con la actualidad enfocando al banquillo del club maño, los futbolistas del Real Zaragoza retomaron la rutina de los entrenamientos a las órdenes del preparador físico Roberto Cabellud. Lluís Carreras dirigirá al equipo aragonés a partir de ahora sabiendo que en la sesión de ayer Rubén González, Jorge Ortí y Freddy Hinestroza completaron los ejercicios con normalidad mostrando una notable mejoría de sus respectivas lesiones.

El nuevo técnico blanquillo habrá sido informado de que Manu Herrera, Wilk, Abraham, Diamanka y Mario tuvieron que realizar trabajo específico al margen del grupo con el fin de superar sus dolencias. El canterano Sergio Gil tuvo que ser examinado por los servicios médicos tras haber acabado con molestias el partido del filial ante el Belchite en Tercera División.

Con todos estos alicientes, Lluís Carreras dirigirá su primer entrenamiento como entrenador del Real Zaragoza tras ser presentado ayer en La Romareda.

Mientras el club zaragozano se ejercitaba por la mañana, Anquela convocaba a sus pupilos a las 16:30 horas en el IFPE Montearagón. A la cita llegaron todos los jugadores a excepción de Jonathan Moya, que viajó a Costa Rica para celebrar la Navidad junto a su familia. En la sesión se pudo ver a Leo Franco recuperado, trabajando con normalidad y a Christian Fernández, que trabajó aparte pese a aparentar un buen estado físico.