Foto: www.realvalladolid.es
La SD Huesca se enfrentaba al conjunto pucelano en un choque en el que ambos conjuntos necesitaban sumar de 3 en 3 en su casillero. Finalmente, tablas en el marcador que ha supuesto otro partido sin ganar del Valladolid en el Estadio del Alcoraz y otro más del conjunto local sin brindar un triunfo a su afición desde el regreso a la Liga Adelante.
Foto: www.realvalladolid.es
El Valladolid sigue sin ganar en Huesca.

El Real Valladolid no ha conseguido deshacerse del gafe que le persigue desde que pisó el campo del Alcoraz hace cuatro temporadas. Los de Garitano regresaban al feudo azulgrana con una nueva oportunidad para conseguir una victoria más que necesitada. El conjunto pucelano salía con toda la pólvora al terreno de juego, y así lo demostró en los primeros compases del choque. Rondaban los primeros cinco minutos cuando Rodri fusiló la portería de Leo Franco tras una buena jugada por la banda izquierda de Mojica.

Los vallisoletanos, amos y señores del balón, tuvieron la ocasión de aumentar la ventaja en el marcador pero el tanto fue anulado por fuera de juego. Se preveía que el equipo de Garitano no iba a tener ningún inconveniente en lograr mantener el resultado y por fin llevarse los tres puntos del Alcoraz. Pero el conjunto altoaragonés reaccionó y puso en más de un apuro a los visitantes. Las extraordinarias paradas de Kepa evitaron las tablas en el luminoso antes de tiempo. A falta de cinco minutos para la conclusión del partido, Machís anotó el gol del empate, dejando enmudecidos a los jugadores de Garitano.

De esta forma, el Valladolid sigue sin ganar lejos de su estadio esta temporada y ha obtenido dos empates consecutivos en sus últimas visitas al campo de los azulgranas. La última vez, en la temporada 2011/12, dos tantos para ambos conjuntos supusieron el resultado final del encuentro. Pero no han sido las únicas cifras poco favorables para éstos.

El primer desafío en El Alcoraz se data en el curso 2010/11, en el cual el equipo pucelano salió derrotado por un gol a cero ante los oscenses. Unos números bastantes pésimos, que no se parecen a los conseguidos en su feudo donde se han impuesto en las tres ocasiones en las que se han enfrentado. El Real Valladolid tendrá que esperar otra temporada más para intentar llevarse la victoria en territorio altoaragonés.