Motorland Moto GP

Real Oviedo 0-1 SD Huesca: victoria de hombres en el Tartiere

20
En la primera mitad el Huesca se puso el mono de trabajo, no tuvo casi ningún despiste y consiguió llegar al descanso con empate a cero en el marcador. Hubo ocasiones para ambos equipos, pero el infortunio en los metros decisivos hizo que el luminoso no se actualizara. Fran Mérida inauguró el electrónico mandando al fondo de las mallas con la cabeza un servicio de Alexander. El Oviedo intentó una y otra vez lograr la igualada, que no llegó. Gracias a estos puntos, el Huesca sale de los puestos de descenso || VOTA A LOS MEJORES JUGADORES.
Foto: LFP
Samu Sáiz en Oviedo | Foto: LFP

Con la única novedad del regreso de Carlos David al centro de la zaga salió el Huesca a competir en el Carlos Tartiere. En los primeros minutos era el Oviedo el equipo que acaparaba la posesión del cuero ante un conjunto visitante que aguantaba expectante en su campo. El primer disparo a puerta fue de Darwin Machís, pero Miño atrapó el balón. La parroquia y los jugadores locales reclamaron penalti tras una caída de Toché dentro del área tras bailar con Nagore, pero Valdés Aller ordenó seguir. Poco después Susaeta le mandó un peligroso balón a Edu Bedia, pero Leo Franco salió rápido de debajo de su marco para atrapar el mismo. El Oviedo no tenía ninguna prisa y poco a poco avanzaba metros hacia la meta oscense. De nuevo Susaeta probó fortuna ejecutando un libre directo, pero el arquero argentino del Huesca cogió el balón en el aire. Darwin Machís vio la amarilla por soltar el codo en un salto y hacerle una brecha a Fernández, que le obligó a ser atendido en la banda durante unos minutos.

Bar Álvaro

Toché perdonó al Huesca a los 23 minutos cuando tras un balón en largo que dejó pasar Íñigo López, el pichichi del Oviedo mandó el balón por línea de fondo cuando el público ya estaba de pie para cantar el gol. Fran Mérida fue el encargado de ejecutar una falta escorada pero su disparo se marchó por encima del travesaño asturiano. Las acometidas azules eran mucho más peligrosas, y Míchel remató en el área un centro lateral que por fortuna para los de Anquela, se marchó lamiendo el palo derecho de Leo Franco. El ariete argentino cometió un error al no agarrar bien el cuero y casi supone en el primer gol local, pero Carlos David bajo palos despejó el momentáneamente el peligro. Tras una buena jugada combinada entre Alexander y Samu, el disparo del rubio atrapó en las manos de Miño en una de las ocasiones más claras de los altoaragoneses. Borja Valle mandó el balón al palo en los últimos minutos de la primera mitad, que se consumieron sin trascendencia hasta que el colegiado pitó el final.

Fran Mérida adelantó al Huesca al comenzar la segunda parte

Alexander González en Oviedo | Foto: LFP
Alexander González en Oviedo | Foto: LFP

Nada más comenzar la segunda mitad Fran Mérida adelantó al Huesca rematando de cabeza un centro de Alexander González. Desde la frontal Samu Sáiz quiso ampliar la ventaja oscense, pero su disparo se fue desviado. El Huesca se había adelantado en la casa del Oviedo y jugaba sin presión y con el cronómetro a favor. Parecía que estaba más cerca el segundo gol del Huesca que el empate carbayón. Comenzaron a acosar los de Generelo y un balón cruzado no encontró a Linares pero encontró a Susaeta y acabó en la grada tras el disparo del eibarrés. En una cabalgada de Samu durante 50 metros, el cuero llegó al balcón del área de Miño pero el disparo del madrileño acabó en el quinto anfiteatro.

Continuaba asediando el Oviedo y en las botas de Toché llegaba el mayor peligro sobre el arco defendido por Leo Franco, pero los balones no entraban. El primer cambio de Anquela llegó a falta de quince minutos para el final del partido, cuando el retiraba Alexander para introducir a Morillas y reforzar la retaguardia. Hervías tuvo una buena ocasión para lograr la igualada, pero el balón no encontró portería. Leo Franco evitó de nuevo el tanto del empate desbaratando una ocasión de Toché que mandó el cuero a la escuadra oscense pero el meta logró sacar el esférico.

Linares hizo que el balón pasara rozando el larguero y los últimos minutos fueron de infarto, no aptos para cardíacos con el Oviedo atacando por activa y por pasiva mientras el Huesca se defendía con uñas y dientes cada una de las embestidas que proponían los locales. El partido finalizó con una tangana en el área pequeña del Huesca después de que Toché cometiera falta sobre Leo Franco en la lucha por un balón aéreo.

Tras este resultado, la Sociedad Deportiva Huesca suma 39 puntos, sale del desenso y asciende virtualmente a la décimo sexta posición de la tabla. El Oviedo se mantiene con 53 puntos y retrocede al cuarto puesto. Los de Anquela regresarán a la competición el próximo sábado en El Alcoraz contra la UE Llagostera mientras los de Generelo ejercerán de nuevo como anfitriones ante el Córdoba el domingo.


.

[ad name=”Anuncio para Artículos”]

También podría interesarte Más del autor

Comentarios