El nuevo defensa del Sariñena llega a la entidad monegrina tras haber pasado las dos últimas campañas en el Almudévar, llegando a portar su brazalete de capitán. En su nuevo club se reencontrará con Joaquín Buenacasa, que la temporada pasada también jugó en el primer filial del Huesca, y también con Quique García, su entrenador en Almudévar y en el fútbol base azulgrana.
Quique García, dirigiendo al Almudévar frente al Belchite | Foto: C.Pascual
Quique García, dirigiendo al Almudévar frente al Belchite | Foto: C.Pascual

Marcos Martín es el último fichaje del Club Deportivo Sariñena de cara a la próxima temporada. El defensa oscense se suma a la extensa lista de incorporaciones que ya ha hecho oficial la entidad monegrina, entre los que se encuentran: Guillermo Ramos (Cuarte), Visanzay (Andorra), Miguel Manau (Borja), Pablo Trincado (Santa Isabel), Diego Piñero (Andorra), Marqués (Olivar Juvenil), Borja (Sabiñánigo), Viera (Andorra), Uroš Matić (FK Kolubara), Moussa Niang (Britannia XI, Gibraltar) y Joaquín Buenacasa, con quien coincidió en la pasada temporada en el Almudévar.

El joven defensor altoaragonés, que puede actuar tanto en banda como en el centro de la zaga, llega a la entidad sariñenense tras dos campañas defendiendo notablemente al equipo de La Corona, de quien se convirtió en capitán durante el último curso. Procedente de la cantera de la Sociedad Deportiva Huesca, Marcos pronto se hizo con un puesto fijo en el once del Almudévar tras su glorioso paso por el Juvenil División de Honor, equipo en el que destacó al clasificarse para jugar la Copa del Rey tras una temporada brillante.

Parecía que el Sariñena iba a estar liderado en el banquillo por Raúl Valbuena, técnico con el que finalizó el pasado campeonato, pero recientemente se ha conocido su salida del club. La entidad monegrina hizo oficial en el día de ayer la contratación de Quique García, que también llega procedente del Almudévar y que finalizó este verano una etapa de siete temporadas en la SD Huesca.