Pese al triunfo bajo la bocina, el entrenador del Peñas Quim Costa quiso mandar un mensaje claro a su joven vestuario para que no se repitan en el futuro situaciones que permitieron al rival remontar 16 puntos y casi dar un mayor susto. El margen de progresión de este equipo es enorme y haber comenzado con victoria dará moral, como dijo el míster.
Costa, en un tiempo muerto. | Foto: Carlos Pascual
Costa, en un tiempo muerto. | Foto: Carlos Pascual

El técnico catalán Quim Costa llegó a sala de prensa feliz por haber logrado el primer triunfo pero todavía con el susto en el cuerpo: “Estoy contento por ese canastón final pero por más cosas. Creo que hicimos una primera parte buena con un buen ritmo defensivo y un buen juego de ataque con opciones rápidas o largas. Todo ello nos permitió ir con una ventaja correcta al vestuario. En la segunda no tuvimos la misma mentalidad en defensa, no corrimos contraataque; todo muy aplatanado. Creo que por el hecho de tener un equipo joven y en construcción ha pasado esto, hemos pecado de inexperiencia y bisoñez y ha permitivo al Oviedo empatar”.

Costa tuvo claro que “hay que hacer lectura positiva y esto nos tiene que dar carácter para seguir creciendo. La conclusión es que si no jugamos al 100% no tenemos opciones a nada. Creo que habremos aprendido la lección”.

Sobre el héroe del partido, Lluis Costa, el técnico también tuvo unas palabras: “En su anterior etapa con nosotros ya demostró que le gustan este tipo de situaciones finales. Le gustan y asume ese reto de jugar al borde del precipicio. En el último tiempo muerto no dudé en decidir que se la jugara él”.

También tuvo palabras sobre el capitán Lafuente: “Ha recibido faltas, ha cogido rebotes…Ha hecho un trabajo de esos intangibles. Ha recuperado una línea que espero ya no pierda”.

Compartir
Jefe de deportes de Cope Huesca. Narrador de eventos deportivos desde 2001. Apasionado con cada reto que plantea la vida