Jair e Íñigo López con Raúl De Tomás en Valladolid | Foto: César Minguela - MARCA
La SD Huesca ha encajado 6 goles en los últimos tres encuentros, casualmente, cuando Carlos David no ha estado disponible, una circunstancia que deja a las claras la gran importancia del extremeño sobre el terreno de juego.

En Valladolid, la SD Huesca consiguió tres puntos fundamentales para revertir una situación que parecía no tener visos de mejora. Con el gol de Juanjo Camacho el conjunto azulgrana cambió radicalmente de actitud y dominó a un Real Valladolid impotente. En los minutos finales, los oscenses volvieron a hacer gala de una de las virtudes más destacadas esta nueva temporada, la contundencia y seguridad en defensa, una característica que lleva impreso el sello del míster Anquela, pero hasta la remontada ante los pucelanos (1-2), los azulgranas encajaron hasta 6 tantos.

Durante estas tres últimas jornadas, el gran ausente no ha sido otro que Carlos David. El central se retiró lesionado en el descanso del encuentro ante el Elche (derrota por 0-3), y ya venía de no ser convocado ante el Sevilla Atlético (derrota por 2-0). La pasada jornada tampoco entró en la convocatoria para enfrentarse al cuadro vallisoletano al no estar recuperado.

Su sustituto, Íñigo López, ha tenido un rendimiento irregular en el centro de la zaga como pareja de Jair. El riojano parecía en algunos partidos de las jornadas anteriores en baja forma y en varios tramos superado por los rivales. Una circunstancia que ha dejado a las claras que Carlos David es imprescindible en el esquema de Anquela. La dupla entre Carlos David y Jair siempre ha rendido por encima de las expectativas; a fuerza y contundencia son las virtudes del extremeño. La temporada pasada, el propio Íñigo era la pareja del ‘4’ azulgrana pero debido a una larga lesión muscular entró tarde en los planes del míster jienense, tiempo que aprovechó Jair para afianzarse en su puesto titular.

Con el paso de la semana, el cuerpo técnico valorará si el segundo capitán podrá volver a tener minutos ante el Almería en El Alcoraz. Hasta 6 goles ha encajado el cuadro altoaragonés en tres partidos sin uno de sus defensas titulares. Si se produce el retorno del extremeño quizás el Huesca pueda recuperar esa defensa férrea de la que los de Anquela hacen gala en cada partido.