Corredores en la edición 2014 | Foto: bizirutas.com
Las dos pruebas abrieron sus inscripciones en las últimas semanas y ya han cubierto el número de plazas que ofertaban. Habrá sorteo en la Quebrantahuesos y lista de espera en la Orbea Monegros.

Como era de esperar, al igual que en ediciones anteriores, las dos grandes pruebas ciclistas que se disputan en territorio oscense han logrado completar las miles de plazas que año tras año ponen a disposición de los aficionados al ciclismo. En el caso de la Quebrantahuesos el sorteo viene marcado por las 8.500 plazas que la organización pone en liza, aunque en el momento de escribir este artículo está muy próxima a alcanzar los 10.000 inscritos cuando todavía resta un mes de plazo para poder inscribirse. De este modo y como viene siendo tradicional, será la suerte quien decida quien tiene la oportunidad de participar en el gran evento ciclista del Pirineo. El sorteo se llevará a cabo el próximo 22 de enero en la sede que Coca Cola Iberian Partners tiene en Galdakao (Bizkaia). Donde parece que no habrá problemas de inscripciones será en la Treparriscos, que en estos momentos está cercana a alcanzar los 1.000 participantes pero que puede llegar a congregar una cantidad cercana a los 3.000 ciclistas en la salida de Sabiñánigo.

Imagen de la prueba en pasadas ediciones | Foto: Heraldo.es
Imagen de la prueba en pasadas ediciones | Foto: Heraldo.es

En cuanto a la prueba monegrina, la Orbea Monegros se rige por un reglamento distinto al de la QH. En Sariñena, donde son 8.000 las plazas que se reparten entre las dos opciones de carreras que tienen, optan por conceder dorsal por orden de inscripción hasta agotar todas las plazas. A partir de ese punto, que ya se alcanzó recientemente, se crea una lista de espera para los siguientes en inscribirse y que dispondrán de dorsal, por riguroso orden de inscripción, si hubiera bikers que por distintos motivos comunicaran a la organización la renuncia a su plaza.

Esto es sólo una pequeña muestra, tal vez la primera, del atractivo que destilan nuestros grandes eventos ciclistas, ya sean por asfalto o por tierra. Miles de ciclistas de todo el Estado y otros muchos venidos del extranjero esperan con ansia cada año el poder ser partícipes de estas fiestas del ciclismo que son tanto la Quebrantahuesos como la Orbea Monegros.