De exitosa se puede catalogar la vigesimoquinta edición de la Marcha Cicloturista Internacional Quebrantahuesos. Una vez más, Sabiñánigo se ha convertido en la capital del ciclismo nacional reuniendo a más de 10.000 participantes llegados de países de todos los continentes.

Como cada año, con las primeras luces de la mañana Sabiñánigo despierta en una fresca mañana y se dispone para una gran y maratoniana jornada de ciclismo. A las 7:30 todo está dispuesto, especialmente la infinita serpiente multicolor que aguarda el cohete que de la salida. En cabeza, ilustres del ciclismo como los ex Chechu Rubiera, Abraham Olano y el mismísimo Miguel Induráin, o la “ochomilista” y habitual de la prueba, Edurne Pasabán entre otros.

Como de costumbre, salida rápida, a ritmos infernales hasta llegar a las estribaciones de la primera dificultad de la jornada, el col de Somport (1.640 m). No es un puerto duro pero este año, un invitado de otras ediciones puso las cosas más difíciles, el viento. Soplaba de norte, de cara, y eso amansó en parte los ánimos en cabeza. Tras coronarlo un ya estirado pelotón, descenso largo y lanzado por el valle de Aspe en busca de la segunda dificultad montañosa, esta ya más seria, el temible col de Marie Blanque (1.035 m).

Una habitual del Tour de Francia, con unos 4 kms finales con porcentajes sostenidos por encima del 10% y un porcentaje de humedad muy elevado. El silencio se apodera del pelotón, nadie habla, se acabaron las conversaciones, cada uno lucha con las duras rampas, lucha consigo mismo, sabiendo que en cada pedalada pierde una energía que luego echará en falta. Tras el alivio que supone coronarlo y un breve descenso, entre verdes prados aparece un avituallamiento, seguramente el más querido por los ciclistas. Y sigue el descenso, vertiginoso pero sobre buena carretera para que tras un llano alcancemos Laruns, inicio del interminable Portalet.

Portalet, el juez

Último km del Portalet con el Midi d'Ossau como testigo. Foto: Chabier Miguel
Último km del Portalet con el Midi d’Ossau como testigo. Foto: Chabier Miguel

Sus 29 kms, sumado a lo que se lleva ya en las piernas hacen poner a cada uno en su sitio. El Portalet define la carrera, te lanza a una buena clasificación o te hunde. Esta vez, el grueso de los participantes lo ha pasado mejor que en otras ocasiones, una temperatura agradable y un ligero viento del norte empujaba a los ya cansados participantes. Pese a ello, los calambres suelen hacer acto de presencia en las piernas de muchos. Se corona con entusiamo a 1.794 metros, entrando en tierras oscenses para bajar a buscar la última ascensión, Hoz.

Corta y dura, un pequeño Marie Blanque que discurre entre sombras y con vistas al pantano de Búbal. Arriba nos espera un pueblo entregado a la prueba, algo que agradece quien hasta allí llega. Y ahora sí, último descenso, Biescas y a volar en grupos hasta la meta de Sabiñánigo, no sin antes pasar por la última tachuela del día, el alto de Cartirana. Poco después la meta, la satisfacción de haber terminado una de las pruebas más bonitas que se pueden disputar, la Quebrantahuesos.

Para terminar, homenaje al vencedor, el ex-profesional Jordi Berenguer (5h 43′), demostrando su dominio dejando al segundo clasificado a 10 minutos. En la Treparriscos la victoria ha correspondido al donostiarra Alex Juanikorena. Pero aquí, al final, vencedores son todos.

.

  • jordi prat riba

    Ha sido mi primera Quebrantahuesos. Que puedo contar. Un cúmulo de sensaciones y emociones. Los puertos durtos, sobretodo el Portalet. En algunos momentos he llorado de emoción pensando en mi hermano Enric que murió hace unos años en plena juventud.
    Agradecer el apoyo de todos los voluntarios (sobretodo el pueblo de Hoz de Jaca).

    Espero volver el año que viene.
    JORDI PRAT RIBA Barcelona

    • Chabier Miguel

      Jordi, lo mismo que le he dicho a Rafa, muchas gracias y te esperamos en 2016!!

  • Rafa Baldres

    Espectacular. Ambiente inmejorable y un NOTABLE por la organización. Agradecer a todos los que hacen de este dia, una experiencia UNICA en la vida de un cicloturista.

    • Chabier Miguel

      Muchas gracias Rafa por leer mi crónica. Me alegro que hayas pasado un gran fin de semana ciclista en Sabi. Te esperamos en futuras ediciones!!