José Márquez, ganador del año pasado en MTB | Foto: Quebrantahuesos
Quinta edición de la versión montañera de la mítica Quebrantahuesos. Será una de las pruebas pertenecientes al circuito UCI MTB Marathon Series. Biescas se consolida un año más como epicentro de la prueba.

Han pasado ya cinco años de la llegada de Octagon a la Quebrantahuesos, y con ellos la idea de crear una gran prueba de ciclismo de montaña que ampliara la oferta que hasta entonces sólo abarcaba la carretera. No se hizo esperar el dar forma a aquella buena idea y ese primer año ya se celebró su primera edición, con salida y llegada en Sabiñánigo, además de albergar el Campeonato de España. Cinco años después la QH MTB continúa instalada en la élite, pero en la internacional.

Este próximo domingo la QH MTB traerá por tercera vez a nuestros montes uno de los últimos capítulos de esta temporada de las UCI MTB Marathon Series, y lo hará por tercera vez en sus cinco años de vida. Para esta edición incorpora como novedad una corta marcha no competitiva el sábado por la tarde. Serán casi 30 kilómetros sin apenas dificultades técnicas y con un escaso desnivel que no llegará a los 600 metros. Una buena forma de poner el cuerpo a tono para lo que espera el domingo.

La jornada dominical está reservada para la competición. La prueba reina, la perteneciente al circuito de la UCI, transitará por un recorrido combinación de pistas, caminos y senderos bastante técnicos que tendrá en la zona del Puerto de Erata, pese a no alcanzar su cima, su cota máxima llegando a rozar los 1.700 metros. El sector final en las inmediaciones de Gavin será también clave en el devenir de una prueba que alcanzará los 71 kilómetros con casi 3.000 metros positivos. Paralelamente y transitando sobre los mismos caminos discurrirá una versión más corta, de 46,5 kilómetros y 1.442 metros de desnivel, ambas con salida y llegada en Biescas. Todo desde las diez de la mañana.

Los focos apuntarán un año más sobre la figura de Milton Ramos. El ya vencedor en 2014 es un perfecto conocedor del terreno, algo que juega a su favor. Si la suerte le acompaña, no como hace un año, el biker del Primaflor-Orbea estará en la batalla por los primeros puestos. En féminas, salvo sorpresa, todo apunta a una lucha entre Claudia Galicia y Sandra Santanyes, dos habituales de la prueba altoaragonesa.