Imagen durante el encuentro de la primera vuelta liguera entre ambos conjuntos | Foto: C.Pascual
No pudo Bada Huesca llevarse una victoria del Miguel Salas de Puente Genil. A pesar de que fue casi todo el partido por detrás en el marcador, desaprovechó la última bola para haberse llevado una victoria que le habría impulsado de lo lindo en la tabla clasificatoria.

La primera parte vino marcada por el abrumador dominio de las defensas sobre los ataques, donde Jorge Oliva y Jorge Gómez se hicieron gigantes en portería con unos escandalosos porcentajes de paradas. Tal es así que los de Nolasco sólo fueron capaces de anotar 2 goles en los primeros 15 minutos, fallando 3 lanzamientos de 7 metros.

El tiempo muerto del técnico oscense sirvió para acercarse en el marcador, aunque en el minuto 25 los locales se escapaban en el marcador con 4 goles de ventaja.

Un parcial de 1 a 4 volvió a meter a Bada Huesca en el partido para cerrar la primera parte con un gol de desventaja. Buena noticia si se tiene en cuenta que el equipo oscense nunca pudo ir por delante en el electrónico.

Si las cosas terminaron bien tras los primeros 30 minutos, no lo hicieron tan bien desde el principio del segundo acto. En el minuto 3 Gerard Carmona vio la roja directa al interpretar los árbitros que golpeó la cara de Jorge Oliva, en el primer lanzamiento de 7 metros, de forma intencionada. Tras ello no cambió el panorama, Bada Huesca era incapaz de acercarse en el marcador, ni de conseguir ni tan siquiera un abrazo en el electrónico para abordar después la dura tarea de la victoria.

Se entró en los últimos 10 minutos con 20 a 19 para los locales, que dominaban el marcador y los tiempos de partido, pero los oscenses se vieron con opciones y no las quisieron desaprovechar; tras conseguir la igualada a 21 tantos, un parcial de 1 a 2 puso a Bada Huesca por delante por primera vez en el partido.

Teixeira mandó a la madera el balón que podía haber dado la victoria a los de Nolasco. Empató el equipo pontanés desde los 7 metros y en inferioridad tuvo Bada Huesca la posibilidad de llevarse los 2 puntos de Puente Genil, pero fue incapaz de encontrar un tiro en los últimos segundos, perdiendo la bola, que no causó demasiado susto pues solamente quedaban 2 segundos en el reloj.

Lástima que el equipo siga adoleciendo de una sequía anotadora que le lastra en cada partido, y que a pesar de generar innumerables ocasiones de gol, no pueda convertirlas en puntos, pues estaríamos hablando de otra cosa.

Pero como todo, quien no se consuela es porque no quiere: los de Nolasco volvieron a exhibir un trabajo defensivo casi impecable, con buena actuación de sus guardametas que anduvieron inspirados en momentos importantes.

Pudo ser peor la historia pues Bada fue a remolque casi todo el choque, pero tuvo tantas ocasiones tanto para ganar el partido como para dominarlo en muchos momentos. El regusto que deja el duelo es amargo, pues los de Nolasco siguen desaprovechando innumerables oportunidades que al final, les cuestan muchos puntos.

Sergio Brau
Periodista invidente. Hincha del Athletic y de Boca Juniors. Amante del deporte oscense y defensor de la radio y de un periodismo sin mentiras