Anquela, entrenador del Huesca | Foto: C.Pascual
Tras perder en la pasada jornada ante el CD Mirandés en El Alcoraz, Juan Antonio Anquela consiguió en el día de ayer en Almería su primera victoria al frente del banquillo de la Sociedad Deportiva Huesca en la Liga Adelante.
Anquela en Almería | Foto: La Liga
Anquela en Almería | Foto: La Liga

Tras perderse su primer partido al frente de la SD Huesca el pasado tres de diciembre ante el Villarreal en Copa del Rey (3-2) por una sanción que arrastraba desde la temporada pasada en el Numancia, Anquela se estrenó oficialmente como entrenador del conjunto azulgrana en la 16ª jornada contra el Mirandés en El Alcoraz. A pesar de que se notó una clara mejoría en el juego del equipo (sobre todo en la segunda parte), así como un profundo cambio en el sistema de juego, el partido se lo acabó llevando el conjunto burgalés por un gol a dos.

Esta jornada, al técnico jienense le tocaba lidiar ante el Almería en un partido crucial, ya que tan solo dos puntos separaban a ambos equipos antes de comenzar la jornada. Con el objetivo de lograr su primera victoria al frente del banquillo oscense, el técnico sacó un novedoso sistema de juego con cinco defensas, con un doble pivote formado por Fran Mérida y Bambock y dejando fuera del once a jugadores como Tyronne o Jonathan Moya, que venía de estrenarse como goleador azulgrana en la derrota contra el Mirandés la pasada semana. Fue precisamente el sustituto de este último en la delantera, Luis Fernández, quién abrió la lata con un golazo de libre directo en el 26′. Máxima efectividad de los del Alto Aragón, que sin apenas crear peligro y ante un débil Almería, se ponían por delante en los Juegos del Mediterráneo.

Pero es que la puntilla iba a llegar menos de un cuarto de hora después, con el 0-2 de Darwin Machís en el 40′, que dejaba a los de Anquela con un panorama muy favorable al descanso.

[Tweet “Anquela: No vinimos a Almería a defender, queríamos ganar”]

A pesar del 1-2 de Chuli a ocho minutos del final, los tres puntos volvieron para tierras aragonesas siete partidos después. Además ante un rival directo en la lucha por eludir al descenso que con esta derrota se sitúa en una situación crítica, penúltimo a cuatro puntos de la salvación. Con todo ello, el hombre más feliz posiblemente al señalar el colegiado el fin del encuentro fue el nuevo entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca Juan Antonio Anquela, que logró la primera victoria de su equipo en la Liga Adelante casi quince días después de su nombramiento como técnico del primer equipo azulgrana.