Borja Lázaro presionado por Morcillo y Trujillo en El Alcoraz | Foto: LaLiga
Los delanteros siguen negados de cara a puerta. Ante la UD Almería tampoco pudieron revertir esta preocupante situación. Borja Lázaro trabajó y peleó pero no consiguió marcar, Urko Vera no tuvo casi tiempo de intervenir y Boris Cmiljanic se quedó fuera de la convocatoria.

La falta de gol ha sido subsanada por los centrocampistas y los mediapuntas, pero los encargados a priori de dicha tarea, los delanteros, continúan sin inaugurar su casillero global. Ante la UD Almería, el ariete titular fue Borja Lázaro, que peleó y trabajó pero no remató su faena con un gol. El ‘9’ azulgrana estuvo desde el primer minuto peleando con los centrales rivales siendo un incordio continuo con sus desmarques. Borja trabajó y peleó por encontrar sus oportunidades de gol, pero no tuvo la fortuna necesaria.

A lo largo del mismo encuentro, el madrileño tuvo un par de ocasiones muy claras: en la primera, se encontró con el guardameta Casto tras cazar un pase raso y rematar de tacón; y la segunda, fue la más clara, cuando al cazar un balón suelto, disparó con fuerza pero el balón se fue por encima de la meta andaluza. Borja Lázaro se ha asentado en la titularidad gracias a su trabajo y entrega en partidos como el que hizo ante el conjunto rojiblanco. Ante el RCD Mallorca tendrá una nueva oportunidad de lograr por fin inaugurar su casillero de goles particular.

Urko Vera sustituyó al mencionado Borja Lázaro (86′). El delantero vasco no tuvo tiempo suficiente para disfrutar de alguna ocasión de peligro, aunque sí vio una tarjeta amarilla. Urko está decepcionando a la parroquia azulgrana pues no está cumpliendo las expectativas goleadoras depositadas en él. En anteriores partidos, su trabajo fue muy valorado tanto por la afición como por Anquela.

Vera es una referencia en el ataque gracias a su envergadura y, en muchas ocasiones, gracias a su labor bajando balones y apoyando la llegada de los mediapuntas desde atrás, pero como le ocurren a sus otros competidores, no encuentra el gol. De momento, tiene a un compañero por delante, por lo que tendrá que trabajar mucho para volver a ser titular. Una ayuda sería, sin duda, marcar uno o más goles en la siguiente oportunidad que tenga.

El tercer afectado es Boris Cmiljanic. El joven montenegrino se quedó fuera de la convocatoria del partido ante los almerienses a última hora. El ’11’ azulgrana no acaba de aprovechar las ocasiones en las que dispone de minutos. Su juventud e inexperiencia en esta categoría juegan en su contra frente a sus otros dos compañeros de zona. Para revertir esta situación, Boris debería buscar la forma de llamar de nuevo la atención del entrenador azulgrana, ya sea con esfuerzo o trabajo o con el mejor motivo: los goles.