Corredores en la edición pasada de la Titan Desert con el Atlas al fondo. Fuente: Titan Desert
Marruecos es entre los próximos días 24 y 31 de abril escenario de la undécima edición de la Gaes Titan Desert Garmin, la prueba de MTB por etapas más dura del mundo.
Corredores en la edición pasada de la Titan Desert con el Atlas al fondo. Fuente: Titan Desert
Corredores en la edición pasada de la Titan Desert con el Atlas al fondo. Fuente: Titan Desert

La Gaes Titan Desert Garmin ha puesto ya la cadena de la bici en el plato grande. La carrera que descubre el Marruecos del desierto y el más occidental con dos etapas que acaban en el Atlas, en la provincia de Ifrane conocida como ‘La Suiza de Marruecos’, se ha acercado a Aragón en la que fue la presentación de una nueva edición, la undécima. Se trata de una prueba dura, exigente. Apta para rodadores en un pelotón donde además de exprofesionales de la bici concurren muchos apasionados por la BTT con kilómetros en sus piernas y, sobre todo, con capacidad de sufrimiento. Cualquier aficionado a la BTT con cuajo, es decir, con capacidad de rodar muchas horas y entreno puede hacerse con un dorsal. De momento son 200 los que ya han firmado para estar el 24 de abril en la línea de salida. El cupo es de 600. Y los grandes están por confirmar. Quienes dan lustre profesional a la Titan Desert suelen tardar en desesperezarse.

La atracción por participar en esta carrera de seis etapas en siete días –uno es de descanso y sirve de transición entre la montaña y el desierto- es cada vez mayor. El pasado año ganó el zaragozano Diego Tamayo. Melcior Mauri y Roberto Heras también han encabezado una prueba que cuenta en el pelotón con aficionados como el Duque de Feria y el actor Santi Millán. El hispano hondureño afincado en Sabiñánigo, Milton Ramos, tiene un segundo puesto en las ediciones de los años 2013 y 2014. Y no hay diferencias para nadie. La organización trata a todos por igual. No hay favoritismos. Por delante tendrán 600 kilómetros de camino donde Manuel Tajada, director deportivo de esta prueba que organiza RPM Events, subraya para los primerizos que se sepan aconsejar. “La novatada de ir a la aventura se paga. Lo mejor es asesorarse bien”, dice. Y no es para menos. Los primeros en cruzar la línea de meta en etapas de 100 kilómetros tardan entre 3 y 5 horas; los que cierran el pelotón pueden emplear 12. Y eso significa muchas horas encima de una bici. La carrera está considerada como la prueba por etapas de MTB más dura del mundo. No obstante, quienes no tengan la certeza de su capacidad para participar, la organización reserva 50 plazas para correr las dos últimas etapas. Una orma, sin duda, de contactar con el mundo Titan y atreverse a disputarla en la siguiente edición. En la carrera, además, tiene un papel importante el trabajo de los voluntarios. Allí no suelen faltar altoaragoneses y, especialmente, del valle de Benasque por la estrecha vinculación del director deportivo con este rincón altoaragonés.

Navegando entre las dunas. Foto: Titan Desert
Navegando entre las dunas | Foto: Titan Desert

La organización, además, ha introducido este año un geolocalizador para saber en todo momento donde estarán los corredores que permitirá, además, a los amigos y familiares saber por dónde transitan. Esto implicará el crecimiento exponencial en Internet ya que con 600 participantes en el pelotón se calcula que la web tendrá 5.000.000 de visitas.

Los organizadores han recuperado como uno de sus principales patrocinadores a Gaes, y de forma paralela a la competición, la Titan Desert también tiene un costado solidario. Así, la Fundación Repsol, Gaes Solidaria y Garmin aúna esfuerzos bajo el lema “Volver a oír para volver a vivir” con el que se han implantado ya 600 audífonos a naturales de esta zona de Marruecos.

El precio de la inscripción es de 2.050 euros hasta el inscrito 400, y entre el 401 y el 600 de 2.400. Más información en www.titandesert.com.

.