La IX edición de la Canfranc-Canfranc trae consigo novedades. La principal es la inclusión al programa de actividades la Ultra-Trail. Además, dos carreras, una maratón y una andada completan la Canfranc-Canfranc 2015.

canfranc_canfrancCinco son las opciones que van a tener los participantes de la Canfranc-Canfranc para poder participar el 12 de septiembre. Una de estas modalidades es la andada, con un recorrido circular en el que el punto del control se encuentra en el Pico de la Moleta a 2.572m. de altitud. Posteriormente, comenzará el descenso para llegar al Ibón de Iserías. Tras un breve ascenso, la bajada continúa hasta el Valle de Izás. El último tramo del trayecto corresponde al paso por la Cascada de las Negras para llegar al final del valle y coger el sendero de Coll de Ladrones para terminar en Canfranc.

Otras dos de las pruebas que ofrece esta IX edición son dos carreras de 18 km y 34 km. El recorrido de la carrera de montaña de 18 km es el mismo que el correspondiente a la andada, mientras que la carrera de 34 km recorre los primeros 15 km por el mismo trayecto que la carrera corta y andada. En este punto se encuentra la cascada de las Negras y es aquí donde la carrera larga continua hacia el Camping de Canfranc. A continuación, los corredores subirán el Pico de Larraca con 2.278m. de altura. El descenso se dirigirá al Puerto de Somport para culminarlo en Canfranc.

Además, existe la posibilidad de realizar la maratón de montaña de 42 km. Sigue el modelo de la andada y las carreras, en especial la carrera de 34 km. Los maratonianos subirán primeramente el Pico de la Moleta, tras coronar habrá una prolongada bajada hasta llegar al camping de Canfranc. Seguidamente comienza el ascenso al Pico de Larraca para dirigirse a continuación al puerto de Somport. Es en este punto donde la Maratón continúa su curso, alejándose de las otras tres pruebas mencionadas, dirigiéndose a Candanchú. El siguiente pico al que tendrán que hacer frente es el de Tuca Blanca y a la bajada se encontrarán con el Ibón de Tortiellas. El último ascenso de esta maratón corresponda a la subida al Collado de Estiviellas y la bajada del mismo conducirá a los corredores a Canfranc. Dicha maratón cuenta con 4.200m. de desnivel positivo y es considerada en su modalidad como la prueba más dura de España y una de las que más de Europa.

Sin duda, la prueba reina de esta IX Canfranc-Canfranc es la novedosa Ultra-Trail.