Leontxo García durante el acto | Foto: Comarca de los Monegros
Esta tarde ha pronunciado la conferencia “El poder educativo del ajedrez” en el Salón de Actos de la Comarca de Los Monegros en Sariñena, dentro de la iniciativa formativa de la Escuela Infantil Comarcal de Los Monegros “La Torre y el Rey”, un proyecto pionero en Aragón que se pondrá en marcha el próximo curso 2016-2017 y del que ya se han llevado a cabo las primeras actividades piloto.
Leontxo García durante el acto | Foto: Comarca de los Monegros
Leontxo García durante el acto | Foto: Comarca de los Monegros

“Aprender jugando y jugar aprendiendo”. Esta frase resume la filosofía del ajedrez educativo. Es decir, el ajedrez entendido como herramienta pedagógica que se recomienda introducir en las aulas desde edades tempranas. Un objetivo que ha defendido esta tarde el periodista Leontxo García durante la conferencia “El poder educativo del ajedrez”, que ha impartido en el Salón de Actos de la Comarca de Los Monegros en Sariñena.

El consejero comarcal de Educación y Cultura, Rafael Uriol, ha sido el encargado de presentar a Leontxo García, Maestro FIDE de Ajedrez, Premio Nacional de Ajedrez 2008 y Medalla al Mérito Deportivo 2011 y el más importante divulgador del ajedrez en España. Uriol ha recordado que la conferencia ha estado organizada desde la Escuela Infantil Comarcal con el objetivo de contribuir a la formación y al impulso del proyecto denominado “La Torre y El Rey”. En este sentido, la presidenta de la Comarca de Los Monegros, Judith Budios, ha señalado que se trata de una nueva apuesta de innovación pedagógica, que se une a otras experiencias en marcha en la Escuela Infantil Comarcal como la Educación Vial o los Huertos Escolares, que en otros ámbitos de actuación están ya funcionando con éxito desde hace diversos cursos en todas las aulas. “Todo ello suma para seguir aumentando la calidad del servicio comarcal de  Escuela Infantil, que contribuye a aumentar la calidad de vida de los habitantes de nuestros pueblos, a asentar población, a conciliar la vida familiar y laboral y a estimular y preparar a los niños para la educación y socialización desde los primeros meses de vida”, ha indicado Budios.

El proyecto pedagógico “La Torre y el Rey” es pionero en Aragón y ya se han iniciado las primeras actividades piloto con el alumnado y las educadoras durante el último curso y se va a implantar en todas las aulas de 2 y 3 años a partir del próximo curso 2016-2017. Así lo ha explicado esta tarde la directora de la Escuela Infantil Comarcal, María José Labrador, quien ha destacado la ilusión con la que se está trabajando desde el equipo docente y por parte del alumnado y las familias. “No queremos que aprendan a jugar una partida, sino que se familiaricen con el material y las figuras, que respeten las reglas básicas, aprendan a observar, a comparar,… Ellos aprenden a través de los sentidos de forma divertida. Nuestro objetivo es que los niños y niñas experimenten  este deporte que desarrolla capacidades tan importantes como la memoria, la concentración, la reponsabilidad personal, la previsión de consecuencias, la autoestima y motivación, … entre otras muchas”.

Capacidades que ha explicado Leontxo García a lo largo de su conferencia en la que ha destacado que “nadie pretende que con 2 años de edad los niños jueguen una partida al ajedrez. Estamos considerando el ajedrez como una herramienta pedagógica muy importante que permite transmitir muchos valores en edad infantil”. El periodista ha reconocido que hasta hace una década él mismo no apostaba por introducir el ajedrez antes de los 5 años, pero me he convenido al conocer y asistir personalmente a experiencias que se están desarrollando en Colombia, Uruguay y también en España con niños de 1, 2 y 3 años que han demostrado ser un éxito.”.

Leontxo García ha valorado la iniciativa de la Escuela Infantil Comarcal de Los Monegros de forma muy positiva y ha señalado que “garantizo que será un éxito porque he podido comprobar que las educadoras asistentes tienen vocación e ilusión y los argumentos científicos que he resumido en torno al ajedrez así lo avalan”.  Para el periodista, “gracias al ajedrez educativo, de una manera lúdica y sencilla estamos transmitiendo lateralidad, psicomotricidad, pensamiento lógico, respeto al compañero,… “, al tiempo que ha destacado como prioridad la alfabetización en ajedrez al mayor número de profesores posible. Según ha explicado García, el ajedrez desarrolla la memoria visual, el cálculo espacial, la resolución de problemas: concentración, imaginación, creatividad, intuición, razonamiento lógico, pensamiento científico, autocrítica, responsabilidad personal, motivación, autoestima, paciencia, disciplina, tenacidad, cálculo de riesgos, la deportividad, el respeto al adversario, entre otros muchos aspectos. Además ha señalado que de las 8 inteligencias de Gardner, el ajedrez desarrolla al menos 5 (lingüística, lógico-matemática, espacial, interpersonal, intrapersonal) y tal vez 7 (musical y corporal).

Para Leontxo García, “el ajedrez en horario lectivo no consiste en jugar una partida, para eso están las extraescolares. El ajedrez se considera un método transversal como hilo conductor para la docencia de disciplinas como matemáticas, lenguaje, historia o inglés. Geometría, aritmética y algebra se pueden explicar a través del ajedrez de forma más atractiva”. Según ha explicado el escritor, está demostrado que los alumnos que reciben clases de ajedrez educativo desarrollan más la inteligencia y cuentan con mejores rendimientos académicos, especialmente en matemáticas y en comprensión lectora y también destacan en inteligencia emocional. Por último, Leontxo García además de defender la necesidad de promover el ajedrez educativo, ha explicado las bondades del ajedrez en diversos ámbitos, ya que es “el mejor gimnasio para la mente” y también en sus diferentes usos sociales en cárceles, en tratamientos contra la drogadicción o como prevención de enfermedades y retraso de su aparición como es el caso del Alzheimer o sus efectos positivos en personas con hiperactividad, autismo, entre otras muchas.