Una de las jugadas del amistoso de esta tarde noche ante el Lleida. Foto: sporthuesca.com
El Magia Huesca firma con victoria su tercer amistoso de la pretemporada ante un Lleida que permitió a Jiménez a probar distintas alternativas de juego.

Tras Tarbes y el Real Madrid, el Peñas firmó su tercer amistoso ante un Força Lleida para lo que Sergio Jiménez puso sobre la pista un quinteto formado por Gintvaitis , Motos, Lafuente, Jankaitis y Fontet. Es el primer amistoso tras la rescisión del contrato por razones personales de ala-pivot holandés Schaaftenaar, que apunta a grandes maneras, pero que la afición del Peñas se ha quedado con las ganas de verlo. No pasa nada. La vida sigue.

Si Tarbes llegó más rodado, pero a años luz del Peñas y el Real Madrid vive en otra galaxia, la piedra de toque del Força Lleida era más que interesante, aunque quedó desdibujada por la falta de dos de sus jugadores con más galones: Alzamora y Feliu. Con Gunjina tocado, el técnico lo dejó en el vestuario. El primer parcial se cerró con un 22-16 abierto con las típicas imprecisiones que serán corregidas con el paso de los entrenos y respecto al amistoso con el equipo galo, este Peñas tiene visos de más armonía, aunque dista, por lógica, de ser un equipo coral.

Los equipos abrieron la segunda parte con un 40-35 en el electrónico. Lleida había llegado a dar la vuelta al marcador gracias a la rapidez en las transiciones, aunque Peñas puso orden y se sujetó con el juego de Jankaitis y con la muñeca caliente de Portalez.

Peñas metió la directa y dos triples seguidos permitieron abrir una brecha de 13 puntos en el tercer cuarto que dejó un 61-49, a un Jankaitis de dulce y la buena nueva de que Lafuente empieza a vestirse con el traje del atrevimiento. Lleida no se dejó llevar. Ni mucho menos: de la mano del base esloveno Luka Rupnik y de Marc Martí enjuagó la diferencia de 17 puntos hasta poner un 72-62 que obligó a pedir un tiempo muerto a Sergio Jiménez a falta de 5.30 para el final. Peñas ya mandó y Jiménez probó a Motos como base cuando el partido agonizaba. Al final, un 87-72 para las estadísticas.

Anotadores del Magia Huesca: Fontet (6), Jankaitis (22), Gintvainis (4), Capel (5), Lafuente (17), Motos (5), Portalez (14), Sanz (14).

Anotadores de Força Lleida: Nevel (16), Martí (12), Rupnik (11), Sevillano (9), De Celis (8), Mbaye (6), Hermet (4), Expósito (2), Aventín (2), Rivas, Peremarti, Bengada

Parciales finales: 22-16, 40-35, 61-49 y 87-72.