Foto: Miguel Barluenga, locutor de ustedes
La Sociedad Deportiva Huesca continuó ayer su preparación para el partido contra el Lugo. Para ello disputó un partido de entrenamiento contra el filial, el Almudévar. Fue el último entrenamiento de David Mainz en Huesca.
Entrenamiento del Huesca en el IES Pirámide | Foto: Miguel Barluenga
Entrenamiento del Huesca en el IES Pirámide | Foto: Miguel Barluenga

En la mañana de ayer se realizaba la antepenúltima sesión preparatoria antes del desplazamiento a Lugo para jugar en el Ángel Carro el domingo. Durante la sesión Anquela propuso un partidillo de entrenamiento contra el Almudévar. El encuentro se dividió en dos partes de cuarenta y cinco minutos y en la primera parte el técnico jienense apostó por probar el 4-4-2 con Christian en el lateral izquierdo, Carlos David y Aly de centrales, Aythami por el carril derecho, doble pivote formado por Mérida y Valentín, estando Tyronne y Samu por delante y con Héctor Figueroa formando con Luis Fernández en la punta de ataque.

En la segunda parte se vio que el preparador actualizó su pizarra para jugar con un 3-5-2, con Íñigo López y Christian en defensa, Íñigo Ros como lateral derecho, Morillas en el izquierdo, jugando por delante de ellos Bambock y José Gaspar y arriba del todo, Darwin Machís y Jonathan Moya.

Óscar Ramírez no entrenó con el grupo ya que sigue lesionado y es una baja casi segura para el domingo, David Mainz estuvo al margen haciendo carrera continua y por la tarde se hacía oficial su marcha del club, y por la sesión no se vio a Carlos Calvo, que también está ultimando su salida.