La experiencia, como dice el dicho, es un grado. Es un plus que te otorga ventaja y que no se puede comprar, sólo te lo puede dar el tiempo. Cuando hablamos de tiempo en el mundo del fútbol, y más concretamente en el de los entrenadores, es un bien que posee en exclusiva las directivas y lo distribuyen, en la mayoría de las ocasiones, en función de los resultados. Y he ahí la esencia de este deportes y a la vez la paradoja con la que viven muchos técnicos. Lograr rápido resultados o se les agota el tiempo.

Tevenet, sonriente en Alcorcón | Foto: LFP
Tevenet, sonriente en Alcorcón | Foto: LFP

Tevenet no tenía experiencia en Segunda y él mismo no lo ocultó en diferentes comparecencias cuando en algunos de los primeros partidos de liga el equipo salió mal parado por falta de picardías. Poco a poco, y con el paso de las jornadas, y por consiguiente de minutos acumulados (son mil en Segunda, 900 en liga más los 90 de Copa y algunos añadidos por los árbitros), se ha visto a un técnico con ideas mucho más claras, que se plasman tanto en el orden táctico, como en los jugadores elegidos cada semana.

“Este Huesca sigue creciendo y con cierta lógica podremos pensar en metas más altas”

Y las conclusiones tras 10 jornadas son más que positivas a tenor de la clasificación y de juego. Aquí más de un discreparía pero la solvencia atrás y el número de disparos arriba rompen pronto el debate. Este Huesca sigue creciendo y, al margen de errores puntuales propios o ajenos (arbitrales), con cierta lógica podremos pensar en metas más altas junto con hombres que para ello resultaran claves. Me refiero a Bambock, Mérida o Mainz.

.

  • javipuch

    Por Dios…el que tiene que tirar los córners y las faltas es Camacho, sobre todo los corners desde el lado izquierdo del portero.