Un punto más o dos que se escapan de nuevo, jugando en casa me quedo con esto último. El Huesca es consciente que la permanencia pasa por El Alcoraz y cada vez que no gane ahí será paso atrás para el objetivo.
Juanjo Camacho, frente al Tenerife | Foto: C.Pascual
Juanjo Camacho, frente al Tenerife | Foto: C.Pascual

Cumplidas las tres primeras jornadas el equipo sigue sin ganar y en proceso de adaptación tanto a la categoría como a sí mismo. Son muchas las piezas nuevas que Tevenet tiene que ajustar con los jugadores que llegaron en la recta final del mercado; el costarricense Jonathan Moya tuvo sus primeros minutos ante el Tenerife, al igual que Carlos Calvo, y faltaría Jesús Valentín por debutar (al margen de David Mainz que ha estado lesionado y Zaparaín).

Las sensaciones que transmite el Huesca tras estos primeros 270 minutos de Liga Adelante es que tiene argumentos para poder ganar y no sale de los partidos sintiéndose inferior. Sí, eso es ganar autoestima, es sacarse los complejos del recién ascendido. Pero no es suficiente. Una de las cosas que más llama la atención es la cantidad de errores que comenten algunos jugadores azulgranas impropios de su calidad. Tevenet no lo pasa por alto: Íñigo López lleva dos jornadas en la grada tras su desafortunado partido contra el Alavés, Aythami lo mismo pero en el banquillo, Ros igual camino… y es que la amplia plantilla se lo permite al técnico.

“El gen ganador del futbolista hará que el Huesca salga en Mallorca a ganar y pasar de ronda”

El tener 24 fichas hace que la competencia sea tremenda y no permite al futbolista ningún margen de error, pues sabe que por detrás va a venir un compañero muy motivado y con mucha hambre. En ataque todavía se acentúa esa competitividad con cuatro delanteros para un puesto, ya que el otro parece de inicio reservado para Camacho, y con goles y esfuerzo se lo ha ganado. Por cierto, ¡qué minutos nos dejó Samu Sáiz de enganche en la primera jornada!.

Y mientras surgen estos debates entre los aficionados y en el vestuario se trata de dar luz a la ausencia de triunfos, viene una semana atípica con la Copa del Rey el jueves en Mallorca. El club ya ha declarado que esta competición hace mucha ilusión con el regusto que dejó el Barça el año pasado. Precisamente por eso creo que, aunque sé que es políticamente incorrecto decirlo, el club debería centrarse en la liga. Los equipos de Segunda tienen mucho más difícil medirse a un gran club en esta competición y lo que desgasta en viajes, economía y esfuerzo no compensa. Pero el gen ganador del futbolista (y más el no habitual) hará que el Huesca salga en Palma a ganar y pasar de ronda, como debe ser.

.