Fran Mérida en El Alcoraz frente al Valladolid | Foto: LFP

No me gusta nada escuchar aquello que el Huesca debería llevar más puntos por el juego. Seguramente es una realidad que de los equipos que están en descenso, el que más mérito ha hecho para no estar ahí es el cuadro de Tevenet y ahí están las estadísticas; por números de ocasiones creadas y disparos es obvio que no es un conjunto timorato en la Segunda, sin argumentos de juego, creación ofensiva o sin calidad individual. Ése no es el Huesca.

Fran Mérida es objeto de falta frente al Valladolid | Foto: LFP
Fran Mérida es objeto de falta frente al Valladolid | Foto: LFP

Sin embargo la clasificación ahora arroja una realidad que habría que buscar en la otra área: la defensa. A los azulgranas les siguen metiendo goles con poco mérito del rival y, aunque haya habido partidos en los que se ha dejado la puerta a cero, las sensaciones siguen siendo de equipo endeble atrás, infeliz en algunas acciones. Tevenet ha recuperado para la causa a Íñigo López y ciertamente su experiencia se ha notado. De hecho tras los dos últimos partidos se ha observado ya un equipo más o menos estable con alguna duda para el once.

Y esa es Fran Mérida. Dejar a este jugador en el banquillo es un lujo. Mérida es de los que si no caben en el sistema hay que cambiar el sistema. Quizás suene un poco radical, no estamos hablado de Messi, pero sí de los mejores de la categoría. Por ello creo que debería apostar Tevenet por darle libertad sin las obligaciones que se tiene en el doble pivote de la medular. Puestos a pedir, creo que Mainz está también pidiendo paso en la punta; sus rivales de puesto no dejan de desperdiciar oportunidades.

.