El delantero cedido por la UD Las Palmas ha vuelto a disponer de minutos y lo ha hecho en el partido contra el Córdoba, siendo el primer cambio de Juan Antonio Anquela.
Héctor Figueroa marcó el gol del empate en Lugo | Foto: LFP
Héctor Figueroa marcó el gol del empate en Lugo | Foto: LFP

Desde el partido ante el Bilbao Athletic, el pasado 26 de marzo en El Alcoraz, Figueroa no había vuelto a contar con minutos hasta el choque contra el Córdoba. En el minuto 58 y con el 0-2 en el luminoso, Anquela ha dado entrada al canario y ha retirado al lateral Nagore  para intentar remontar un encuentro que estaba muy cuesta arriba y que ha terminado dejando al equipo oscense en descenso.

Su presencia en el campo junto a la del resto de cambios han dado un efecto positivo al Huesca, que se ha visto más incisivo aunque sin las ideas claras. Como lleva ocurriendo en los partidos en los que los hombres de Anquela van por detrás, las sustituciones del entrenador suponen por un juego al todo o nada, quitando gente de atrás e introduciendo a jugadores más ofensivos. Contra el Córdoba, Valentín y Nagore dejaron su sitio a Figueroa y a Camacho.

Héctor anotó un gol que le fue anulado por fuera de juego previo nada más entrar en el campo y tras una sucesión de rechaces dentro del área. En lo demás, se le vio impreciso, nervioso y con prisas, como al resto de sus compañeros, y no dio muestras de ser el revulsivo necesario para darle la vuelta al partido.