Balonmano Puente Genil - Bada Huesca /foto ABC Cordoba
El equipo aragonés ha conseguido ganar todos los compromisos de este mes.  Tras seis jornadas consecutivas sin perder, el conjunto de Nolasco ha escalado hasta la séptima posición y se aleja poco a poco de la parte baja de la tabla. Además, todavía quedan equipos asequibles donde el equipo puede sumar más victorias.
Balonmano Puente Genil - Bada Huesca /foto ABC Cordoba
Imagen del pasado partido frente A Puente Genil /foto ABC Cordoba

El Bada Huesca está en racha. Los resultados por fin acompañan al buen trabajo del equipo. Una semana más, el esfuerzo de los oscenses se vio recompensado también en el luminoso, que reflejaba un ajustado 22-23 frente al Puente Genil en tierras cordobesas. A pesar de las dudas que el conjunto altoaragones mostraba en las primeras jornadas de liga, los pupilos de Nolasco han sabido sobreponerse a las distintas adversidades de este primer tramo de liga, donde el equipo llegó a estar en puestos de descenso.

El gol de Doldán a falta de diez segundos para el final daba a los rojillos dos puntos que sabían a gloria. En esta temporada, las victorias fuera de casa son muy cotizadas. Sin contar a los equipos punteros de la competición -Barça y Naturhouse-, cuesta mucho ganar a domicilio. La parte negativa de la pasada jornada fue la inesperada victoria del Villa de Aranda -sexto clasificado- frente al Natourhouse la Rioja. El conjunto arandino se impusieron a los riojanos con cierta holgura y se distancian del Bada Huesca.

Pero eso no afecta al buen momento de los aragoneses en la competición regular. Desde el 17 de octubre, donde el Cangas pasó por encima en O Gatañal, los de José Nolasco no conocen la derrota. Todo empezó en el Palacio de los Deportes, donde el Fraikin Granollers sucumbió al juego de los altoaragoneses. Por desgracia, los catalanes pudieron rascar un punto.

Una semana más tarde, con el equipo hundido en las últimas posiciones, el Bada recibía al Balonmano Guadalajara en un partido donde sumar la victoria era vital, sobre todo para el aspecto moral. La fortuna no estuvo de parte de los locales que veían como su rival conseguía llevarse un punto a casa. Pero fue desde el partido contra el GO-Fit cántabro donde los oscenses despertaron.

GO Fit, Globalcaja y Puente Genil han sido las victimas del Bada Huesca en estas últimas tres jornadas de liga. El parón por los compromisos nacionales ha sentado bien al equipo rojillo, que dispuso de una semana de fiesta para analizar el primer tramo de liga. Por primera vez en la temporada, la escuadra aragonesa consigue sumar tres victorias seguidas ante rivales de su liga, escalando de esta manera hasta la séptima posición.

“El hecho de vernos séptimos ahora, después de habernos enfrentado a quienes nos hemos enfrentados, no está mal. Y pensar que podríamos haber sumado algún punto más ya que después de cuatro empates, podríamos haber sumado cuatro puntos más y estar muy cerca de los de arriba”, opinaba el técnico del Bada Huesca, José Nolasco, antes de enfrentarse ante el Ángel Ximenez.

Además, el equipo no se ha puesto ninguna meta para esta temporada y todavía pueden apuntar más arriba. El sexto clasificado, el Villa de Aranda, está a solo tres puntos. “Para mi sigue siendo una posición anecdótica. Los de arriba aún no se han enfrentado entre ellos. Quedan muchos partidos”, añadía Nolasco.

La parte negativa de la buena racha llega desde la enfermería. Los fantasmas del año pasado empiezan a asomar. Jugadores como Pujol han tenido que pasar por el quirófano y otros como Marco o Pepe han tenido que guardar reposo. “No son lesiones producto de la fatiga, son fortuitas. Tenemos a Marco a Puyi y Pepe, que hoy ya ha hecho dinámica de equipo. Salvo los lesionados de larga duración, el resto están disponibles para jugar”, confirmaba el técnico rojillo.

Pero la conclusión que se puede sacar del mes de noviembre es la racha positiva de resultados. A pesar de las lesiones o el cansancio, el equipo se ha reencontrado con la victoria y eso se ve reflejado en la clasificación, en la que el Bada Huesca disfruta de una merecida séptima posición. Esto además afectará de forma positiva a la moral de los jugadores. El próximo rival será el Fertiberia Puerto Sagunto, anclado en la antepenúltima posición. Habrá que esperar al viernes para ver si la racha del Bada Huesca no llega a su fin.