El preparador del Bada Huesca, José Francisco Nolasco, subraya que la derrota ante el Valladolid fue producto de la pérdida del control del partido en los momentos clave.

Al término de la derrota contra el Atlético Valladolid, el diagnóstico de José Francisco Nolasco, entrenador del Bada Huesca, sobre lo ocurrido en el Huerta del rey era claro: “No hemos sabido jugar en los momentos clave”. Y toca darle vueltas a la cabeza para encontrar la solución que cosa al equipo con el objetivo de ser el bloque que compitió contra Benidorm y no el que se deshizo, primero, contra Cuenca, y luego contra el siete castellano.

Si la primera parte aguantó el Bada, el equipo ofreció su cara B en la segunda parte. Perdido el control del juego, “nos liamos”, señaló Nolasco. El preparador del siete altoaragonés subrayó que se marchó de Valladolid “con la sensación de que no saber jugar las oportunidades que nos ha dado el equipo contrario”.

Nolasco declinó poner nombres propios a la derrota cuando se le preguntó por los bajos porcentajes de acierto de cara al resultado final. Achacó la debilidad de su equipo en los fallos del grupo en el ataque que permitieron armar contras letales a un Valladolid que vio el cielo abierto de los dos primeros puntos en esta Asobal cuando empezó a abrir diferencias insalvables ya desde el minuto 45.