El equipo ha dado la cara en todos los partidos | Foto: Palencia Basket / Jesús Sevillano
El equipo ha dado la cara en todos los partidos | Foto: Palencia Basket / Jesús Sevillano

Es cierto que Magia Huesca aún no conoce la victoria en la temporada 2016/2017 de LEB Oro, pero son ciertas también muchas otras cosas que invitan a no alarmarse de cara a lo que resta de esta liga que acaba de comenzar.

Dos derrotas, sí, pero contra dos de los favoritos a todo en esta campaña. Por un lado el actual campeón, Quesos Cerrato Palencia, que mantiene 6 jugadores de la pasada temporada, a quien se tuteó en todos los cuartos, con una derrota final por 77-69, pero perdiendo los cuartos por dos, tres, dos y un punto, igualdad máxima. Contra Leyma Coruña en casa, vivos hasta el último minuto y sin un jugador como Mikel Motos que seguro es clave este curso, contra un equipo coruñes con 7 jugadores renovados y que fueron semifinalistas cayendo 3-2 contra el que a la postre fue el mejor de los playoffs el Melilla Baloncesto, con una derrota final por 73-80.

Ahora vienen equipos de nuestra liga, no solo en calidad de sus conjuntos sino en composiciones de plantillas en cuanto a jugadores renovados, con una tercera jornada en el Palacio de los Deportes ante Marín Peixegalego, nuevo en la categoría y como Magia Huesca, con muchos cambios en sus filas del pasado año, y tras ellos Actel Força Lleida fuera de casa, con quien se cuentan por victorias los partidos de pretemporada, dos partidos ideales para revertir la situación del balance de victorias y derrotas en la clasificación.

Más allá de los partidos, el equipo sigue entendiendo poco a poco los sistemas, unos sistemas a los que hay que sumar al serbio Andrija Simovic, que va a ser muy importante en la rotación y que llegó en la última semana de pretemporada, teniendo que acoplarse a marchas forzadas, pero a pesar de llevar poco más de un mes como equipo, el juego que se despliega es vivo y alegre, y la intensidad está siempre presente en la pista con lucha hasta el final, no perdiéndo una de las características principales de Magia Huesca durante los últimos años.

La mitad de los partidos de esta temporada en LEB Oro se han resuelto por más de 10 puntos. Diferencias claras para el equipo victorioso, no apareciendo en dichos resultados Magia Huesca a pesar de las derrotas.

Y lo más importante, tanto Sergio Jiménez como los jugadores saben que tienen que seguir trabajando para conseguir la perfección, al igual que saben que en el próximo partido ya está de verdad la obligatoriedad de ganar que no estaba en los dos primeros si bien se lucharon, en una temporada donde no olvidemos que el objetivo de Magia Huesca es el de todos los años, conservar la permanencia a la que estamos destinados por el presupuesto que dispone el club cada curso.