Finalmente, Mikel Arruabarrena no jugará en la liga de Hong Kong, con el campeón Eastern Athletic, ni participará en la Champions Asiática. El motivo principal es que el conjunto al que había llegado el delantero tolosarra hace seis días ha dejado de recibir dinero de su principal patrocinador, una cadena de casinos. Además del propio Arruabarrena, los otros jugadores extranjeros contratados por la entidad china quedan fuera del equipo.

*Fuente: Mundo Deportivo