Arruabarrena estuvo excepcional ante el Nàstic la temporada pasada | Foto: C.Pascual
Tras su intento fallido por recalar en el fútbol asiático, el ex delantero de la Sociedad Deportiva Huesca militará en la Primera División chipriota defendiendo los colores del AEL Limassol.

Mikel Arruabarrena (Tolosa, 9 de febrero de 1983) ya ha encontrado destino para jugar la próxima temporada. El ariete vasco, que la pasada temporada acabó jugando en la SD Huesca cedido por el Eibar, recala en la máxima categoría chipriota para jugar en el AEL Limassol. En la pasada temporada, el club logró finalizar en la octava posición de la tabla y esta temporada, cuando ya se han disputado dos jornadas, ocupa el primer puesto de la clasificación después de lograr dos victorias consecutivas.

Arruabarrena recala de esta forma en uno de los clubes más emblemáticos del Egeo, donde compartirá nacionalidad con el portero Rafael Romo, aunque éste también posee el pasaporte venezolano. Durante su temporada en el club oscense disputó un total de 1.354 minutos con tan solo un gol (Numancia) en su haber, firmando unos números muy pobres en comparación con las expectativas, ya que el ariete se consagró en el fútbol español liderando la gloriosa escalada del Eibar desde Segunda ‘B’ a Primera, llegando a ser su capitán, y también con las camisetas de Osasuna Promesas, Bilbao Athletic, Leganés y Tenerife. 

Vídeo del único gol de Arruabarrena con el Huesca