Gonzalo Melero vio su cuarta amarilla en Los Pajaritos | Foto: LaLiga
Turismo Villanua
El mediocentro madrileño vio la cuarta amarilla de la temporada y se suma a los apercibidos de sanción Samu Sáiz y Borja Lázaro.

El partido contra el Levante cerrará la primera vuelta en El Alcoraz el próximo fin de semana. Para el choque, Anquela volverá a tener apercibidos a Samu Sáiz -no vio amarilla en Soria- y a Borja Lázaro -no jugó en Los Pajaritos por lesión-. Gonzalo Melero es el tercero en discordia al ver la cuarta cartulina amarilla en el minuto 67 tras una dura entrada para evitar una contra numantina.

Bar Álvaro

Con el derbi aragonés fijado en el horizonte -4 de febrero en El Alcoraz a las 20.00- y los partidos de Alcorcón y Gimnàstic de Tarragona como compromisos intermedios, habrá que ver si alguno de los tres futbolistas ve una amarilla para forzar la suspensión contra madrileños o catalanes y asegurarse así el partido contra el Real Zaragoza o, por contra, juegan al límite con la opción de perderse el partido más esperado del año por la parroquia de oscense.

Estudiante de periodismo en la Complutense y amante de cualquier tipo de deporte que se pueda practicar. Intento aprender en el Graderio de Inforadio, Infoactualidad y SportHuesca.com
  • Fernando Escartín

    Entramos en el terreno de las especulaciones y a mí, particularmente, no me gustan en absoluto. Yo soy de la opinión que se han de evitar al máximo las tarjetas, sobretodo que no sean “regaladas” por protestar o perder el tiempo descaradamente. Si hace falta jugársela por cuestiones del juego (digamos luchar por el balón y llegar tarde, en un salto con el contrario al lado y dar un golpe sin voluntariedad, cortar una jugada de gol…), pues para eso están, benditas amonestaciones en beneficio propio. Y si alguna vez, en caliente, se te escapa un exabrupto o una mala acción, pues bueno, qué le haremos, ya entra en lo aceptable.

    Y respecto a las elucubraciones de si han de forzar las amonestaciones para poder llegar a un partido determinado, pues yo de entrada no soy partidario. Justamente por lo que acabo de decir, procuro evitarlas y si llegan, pues mala suerte. Cuando toque, porque recambio de jugadores en principio lo hay. Y si quedamos cojos de un puesto en concreto, pues se suple con estrategia o forma de jugar. Por decir algo, hay suplentes para Melero, para Borja también (ya veo que se hace leña sobre Urko y Boris, pero llevamos 20 jornadas y no nos ha ido tan mal, y recuerdo a ver a quién se traería que mejore lo presente), y para Samu, pues también. No hay equipo en el mundo que no pueda prescindir algún día de una de los jugadores, por necesario que sea. Y si es así, mal vamos.

    En todo caso, y si las circunstancias lo exigen (plaga de lesiones o coincidencia de sanciones o ausencias por selecciones o…) sería partidario de gestionar la búsqueda de tarjeta para llegar limpio al siguiente encuentro, pero de entrada no. Porque nunca se sabe cuándo va a ser más necesaria la presencia de un jugador, o mejor su ausencia.

    Hay una buena plantilla. Muy válida, con la gente comprometida, que rinden bien siempre que salen. Por tanto, no hace falta sufrir por las ausencias. Faltaron los dos laterales derechos el viernes, se buscó solución y jugara mejor o peor Alexander lo cierto es que no se encajaron goles como no sucedía desde hace tiempo. Ello demuestra que lo necesario, lo importante es el conjunto, el equipo por delante de las individualidades. Por importantes que nos parezcan.