Foto: Facebook
Alrededor de medio millar de ciclistas han participado esta mañana en la prueba de BTT ‘Amigos de Aspanoa’, celebrada en en el municipio oscense de Almudévar. Pese a que el día ha salido nublado y ha estado marcado por el fuerte viento, la participación en esta cuarta edición ha aumentado en un 10% con respecto a la anterior gracias a la enorme solidaridad de los ciclistas aragoneses y, especialmente, de los oscenses.

La prueba de BTT contaba con tres recorridos, todos con inicio y final en Almudévar. La ruta larga era de 62 kilómetros; la corta, de 27; y la familiar-infantil, de 5 kilómetros ampliables hasta 9. Las dos primeras han arrancado a las 10.00 y la familiar 15 minutos después. El ciclista paralímpico Diego Ballesteros, natural de Barbastro, ha sido el encargado de dar el pistoletazo de salida en ambas ocasiones.

Se trata del cuarto año consecutivo que Aspanoa organiza esta BTT solidaria en Almudévar, que tiene como principal objetivo recaudar fondos para sufragar la residencia de ocio, descanso y tiempo libre que la Asociación tiene en esta localidad oscense. Estas instalaciones fueron inauguradas en 2011 y cumplen varias funciones. Por un lado, son el lugar donde los niños oncológicos de Aragón se van de campamentos en verano, Semana Santa y Navidad. Por otro, se usan como espacio de trabajo para las reuniones de los distintos grupos de Aspanoa: voluntarios, Club de Veteranos, grupo de padres en duelo…

Desde su inauguración, la actividad de esta residencia está viviendo un crecimiento exponencial, ya que también se ha creado el ‘Proyecto Respiro‘. Este consiste en que las familias con niños oncológicos puedan escaparse a Almudévar unos días para desconectar y oxigenarse después de las largas temporadas que pasan en el Hospital Infantil Miguel Servet de Zaragoza. Estos retiros se organizan de forma conjunta o individual, según lo desee cada familia. Otras ONGs aragonesas, así como la Federación Nacional de Padres de Niños con Cáncer, también utilizan la residencia de Aspanoa para hacer campamentos, congresos o reuniones de trabajo.

Los participantes en esta prueba cicloturista han hecho un donativo a Aspanoa de 16 euros en el caso de que hayan hecho la prueba corta o larga; y de 5 euros en el caso de la ruta familiar. Todos ellos han recibido una bolsa con una trenza de Almudévar, cortesía de la pastelería Tolosana, para agradecerles su solidaridad con los niños con cáncer y sus familias.