En la jornada del sábado, diez miembros del Club Mayencos, algunos de ellos con la mirada puesta en esa expedición al Himalaya nepalí del próximo mes de octubre, han hecho cima en el Balaitús, que con sus 3.146 metros de altitud es el macizo de mayor altura con que se encuentra el Pirineo por su flanco occidental.

El ascenso se ha hecho por la brecha Latour, que se toma desde el Refugio de Respomuso; y la bajada por la Gran Diagonal. La brecha es una ruta con una cierta dificultad técnica, muy física, que obliga a echar las manos de forma permanente.

El itinerario de descenso consta de unas chimeneas con terreno muy descompuesto, seguido de esa travesía en diagonal, que tras otro largo tramo por la cuenca de los Ibones de Arriel, te sitúa ya al pie de los mismos, debiendo ir en busca del GR 11 para retornar a La Sarra.