Siguiendo los pasos del Conde Rusell, uno de los pioneros del pirineísmo, diez componentes del Club Pirineísta Mayencos han conseguido encumbrarse al Pique Longue, que con sus 3.299 metros de altitud es la máxima altura del macizo del Vignemale, y de los Pirineos franceses.

De todas las rutas existentes, han elegido la más comprometida por su dureza, y es la que tomando como punto de partida y llegada San Nicolás de Bujaruelo, sube el curso del río Ara hasta el refugio de Labaza, ascendiendo por su circo, bajo la imponente marmolera, hasta el nevado corredor de la Moskowa, que culmina en una chimenea en la que el piolet da paso a las manos. Tras ella, la impresionante arista sur del Cerbillona para auparse al collado de Lady Lister, donde se abre la magnífica vista sobre el glaciar de Ossoué, el más grande de la cordillera tras el de Aneto-Maladetas. Llegarse a la cumbre más alta del circo es cuestión del último esfuerzo. Más de catorce horas. Más de 2.100 metros D+.

Otro logro de altura para subir el 60º Aniversario del Club Mayencos a uno de los grandes del Pirineo.