María, feliz, tras colgarse la medalla de Finisher.
Turismo Villanua
En su quinta edición, el ‘Infinitri Half Triatlhon’ de Peñíscola se va convirtiendo poco a poco en una referencia nacional, con la particularidad de ser una de las primeras pruebas que abre la temporada de triatlón. Además, el clima de la Costa Azahar y el Baix Maestrat reúnen todos los ingredientes para que sea una gran prueba (sol, buenas temperaturas, bonitos circuitos…).

Ante un panorama tan encantador, el Mayencos Brico-Jaca Triatlón no se podía resistir y estuvo representado por tres de sus componentes. María Tena, Anam Avero y David Recio estuvieron el domingo pasado en la línea de salida para afrontar los 1900 mestros de natación, 90 km de ciclismo y 21 km de carrera a pie.

No obstante, las poco favorables condiciones meteorológicas (un viento bastante fuerte) obligaron la organización a retrasar en un primer tiempo la hora de la salida, y ulteriormente acortar los segmentos de natación y ciclismo. Las fuertes corrientes en el mar impedían dar la vuelta al peñón donde se sitúa el famoso Castillo del Papa Luna, y por lo tanto, la parte de natación se redujo de 1900 a 1000 metros. En cuanto al segmente de ciclismo un tramo estrecho y peligroso, asociado a las fuertes rachas de viento, hacía casi imposible el paso de los triatletas por este tramo, que finalmente fue suprimido, dejando la parte de ciclismo en  70 km.

En perspectiva se presentaba un día duro, pero los tres valientes no se echaron atrás, y con muchas ganas, afrontaron el reto que se les ponía por delante. Una vez dado el pistoletazo de salida, los tres representantes de Mayencos se mezclaron con los otros casi 700 triatletas, en un segmento de natación que iba a ser rápido y nervioso, dados los pocos metros que había que recorrer.

El primero del club en salir del agua fue Anam Avero, con un buen parcial, seguido a un par de minutos de David Recio y más atrás, por María Tena. No obstante, la potencia que atesora David en el ciclismo hizo que rápidamente adelantara a Anam. David realizaría un buen parcial en este segmento, con una media de 34 km/h, lo que le permitió remontar bastante en la clasificación general. Por su parte, Anam iba con más dificultades, y terminó retrocediendo hasta la parte media de la clasificación. En cuanto a María, su principal objetivo era entrar en el corte de tiempo, ya que el año pasado fue descalificada por este motivo. Por lo tanto, se empeñó en luchar contra el crono y consiguió finalizar la bici en tiempo.

Al finalizar el segmento de bici, los tres Mayencos seguían en carrera, y delante de ellos quedaba el último esfuerzo, con 21 km de carrera a pie en un circuito ondulado, alternando tramos de asfalto y de tierra. David, que llegaba lanzado de la bici, mantuvo el mismo ritmo durante la carrera a pie, realizando otro buen parcial y cruzando la línea de meta en 3 horas y 57 minutos, en el puesto 101 de la general. Como referencia, en un triatlón con unas distancias que se alejan de las estándar, Beñat Sagarzazu, del D Apalategi, vencedor de la prueba, realizó los 3 segmentos en 3:29. Anam entraría 30 minutos después de David, completando el recorrido en 4:27, finalizando en el puesto 400 de la general. En cuanto a María, el simple hecho poder correr ya era una victoria, y daba igual el crono. Lo importante era cruzar la línea de meta y disfrutar de ser finisher en una prueba de esta dureza. Y así lo hizo, con un tiempo de 5 horas y 25 minutos, finalizando así su primer triatlón de media distancia. A destacar que en chicas gano la zaragozana Ana Revilla, del Stadium Casablanca, buena amiga de Mayencos, realizando un tiempo de 3 horas y 59 minutos.

sporthuesca.com
Redacción sporthuesca.com | Periódico Deportivo Independiente | Somos Huesca, Somos Deporte