Arcas en el Tour of Britain | Foto: Twitter
Notable actuación de Jorge Arcas en el Tour of Britain. Se dejó la piel tirando para sus compañeros a la vez que completó buenas clasificaciones en algunas etapas. En la contrarreloj individual finalizó en décimo cuarta posición.

Jorge Arcas ha cumplido con nota el duro examen que tenía en la verde Gran Bretaña. Una exigente competición de nueve etapas que se desarrolla por la ondulada geografía británica, esa en la que no te encuentras puertos como los que hay en la Europa continental pero que al final de la jornada te dejan el cuerpo molido de tanto sube y baja. Pequeñas clásicas de primavera día tras día, con sus correspondientes cambios de tiempo y con numerosa afición al paso de los ciclistas. Y es que el bonito recorrido del Tour of Britain (y la cantidad de velódromos que tienen) nos tendría que valer para entender el porqué del reciente éxito del ciclismo británico.

En ese ambiente es en el que Arcas de nuevo ha mostrado con el azul de Movistar el ciclista que lleva dentro. Tras una primera etapa en tierras escocesas en la que entró con los de cabeza llegó la segunda jornada, ya en suelo inglés y que seguramente tardará en olvidar. Tiró con fuerza para sus compañeros hasta quedar vacío, tal y como posteriormente comentaría “Creo que este día no lo olvidaré nunca, que manera de sufrir después de dar todo lo que tenía para mi equipo”. En meta se dejó casi 23 minutos.

En los siguientes días fue recuperando y volvió a clasificar mejor, entrando algunos de ellos en el grupo cabecero. Pero el momento de dejar su rúbrica en el examen estaba por llegar. Sus mejores piernas estaban reservadas para la lucha individual, la del crono, cuando no tienes que tirar de ningún pelotón más que del que tu formas. En Bristol Arcas supo aprovechar los escasos 15 kilómetros para volver a mostrar sus capacidades en la lucha contra el crono. Décimo cuarto a 48 segundos de la locomotora alemana Tony Martin. Entre medias un buen número de los mejores especialistas del panorama internacional como son Rohan Dennis, Tom Dumoulin o Taylor Phinney entre otros. Lo hemos dicho aquí antes y lo seguimos diciendo, Arcas tiene un gran futuro dentro de la especialidad de la contrarreloj que viene justificado por su juventud, su margen de mejora y las ganas de seguir creciendo del ciclista de Sabiñánigo.

De ahí al final dos etapas intrascendentes para una general que en Londres apuntó al inglés Stephen Cummings como vencedor final, secundado en el podium por Rohan Dennis y Tom Dumoulin. El poderoso ciclista inglés del Dimension Data nos tenía acostumbrados a tener marcados días en rojo en los que cabalgando en solitario desafiaba a pelotones enteros y a los cuales solía vencer en solitario. Esta vez sin cazar etapa ha conseguido alzarse con el Tour of Britain. Tal vez haya decidido cambiar el chip. No lo creo en un veterano como él pero el tiempo lo dirá. Arcas, por su parte, finalizó en la cuadragésimo novena posición, a 28:59 de Cummings, perdiendo la mayoría del tiempo el día que se vació en favor de los intereses de su equipo, pero aún así haciendo un gran papel por las tortuosas carreteras que los llevaron de Glasgow a Londres. Todo un Máster en ciclismo.