Martí Vigo, en el circuito noruego durante la última temporada.
El fondista de Sesué, con sus compañeros del Cetdi, carga pilas en Beitostolen (Noruega). Martí Vigo se marca como retos para la temporada que se abre en diciembre competir en pruebas de carácter internacional.

El blanco manda. Al norte, sur, este u oeste. Da igual. Todo es blanco. Mires por donde mires. Cuando te has criado en el Pirineo, en Sesué, Valle de Benasque, y la montaña es tu pasión, la nieve lo es todo. Es su vida. El gozo y sufrimiento de Martí Vigo. Y el lugar donde se encuentra: Beitostolen, una pequeña localidad noruega, con temperaturas que oscilan entre los -5 y los -10 grados y con poca luz durante. El día se apaga hacia las 16.00. Allí, el de Sesué se prepara sobre un circuito un rompe piernas apto para los más fuertes. Eso sí, “con una nieve excelente”, que al menos ayuda a hacer más llevadero el duro entrenamiento hasta su vuelta a España, este martes 24.

Martí Vigo, en el circuito noruego donde entrena estos días
Martí Vigo, en el circuito noruego donde entrena estos días.

La concentración está organizada por el Cetdi Aragón. Allí están los mejores del fondo aragonés en formación con Edu Pubill como entrenador. El esquí de fondo es la base de la puesta a punto. Y son muchas horas sobre las tablas, muchas horas para dominar la técnica. Eso sí, cuando pueden se relajan. Un día a la semana toca descanso y es importante hacerlo bien para recuperar de forma perfecta. Y además toca hincar codos. Martí estudia Fisioterapia en la Universidad de Lleida. Pese a un horario tan apretado, “incluso llegamos a ver algo de televisión”, responde entre risas.

A sus 17 años, Martí Vigo no solo acapara un más que interesante palmarés. Tiene hambre por mejorar y por competir. Enlaza el invierno, después de un verano donde las carreras por montaña han sido su otra puesta a punto. El esquí de fondo, eso sí, es su pasión. Las carreras lo complementan. Este año corrió en Zegama y no solo disfrutó, obtuvo un tercer puesto –categoría juvenil- como recompensa. “Los objetivos para esta temporada –explica-  son salir todo lo que pueda para participar en Copas de Europa, Mundiales junior y pruebas en el extranjero ya que son carreras donde se aprende mucho y te mides con corredores de gran nivel, además de los Campeonatos de España y Copas de España”. En ese objetivo, el ribagorzano ha recibido un fuerte apoyo de Scott, XBionic –material para correr-, Quionne -marca española que le proporciona rollerskis- y Salomon –botas, bastones y accesorios-  que se unen a Deportes Aigualluts y el Ayuntamiento de Sesué que respaldan al chaval desde que despuntara. La competición arranca en diciembre con un test clasificatorio –en un sitio aún por definir- para ir a la primera de Copa de Europa que se celebrará en Alpes.

Participar en unos Juegos Olímpicos de invierno se mantiene como el gran sueño de este chaval que crece con los esquiadores de fondo Northug, Legkov y los corredores Luis Alberto Hernando y Kilian Jornet como sus principales referentes. “Representar a tu país en una competición de ese nivel como unos Juegos tiene que ser increíble. De momento estoy lejos de lograrlo, pero trabajo para ello”.

.