Martí Vigo e Imanol Rojo en Dobbiaco | Foto: RFEDI
El junior ribagorzano Martí Vigo disputará a partir de mañana la final de la Copa de Europa en Dobiacco, en la región italiana del Trentino. Lleva toda la semana concentrado en la estación italiana junto a su compañero Imanol Rojo.
Martí Vigo e Imanol Rojo en Dobbiaco | Foto: RFEDI
Martí Vigo e Imanol Rojo en el Nordic Arena de Dobbiaco | Foto: RFEDI

El fondista de Sesué afronta este fin de semana la recta final de la Copa de Europa de ski nórdico en categoría junior. Lo hará en el trazado del magnífico complejo deportivo del Nordic Arena de Dobbiaco, unas instalaciones perfectas para la práctica del ski nórdico que están ubicadas en un maravilloso rincón de las montañas del Trentino, región del norte de Italia que hace frontera con Austria y Suiza. Hasta allí se ha desplazado Martí Vigo, junto a su amigo y compañero de selección Imanol Rojo, desde la estación de Zwiesel donde el fin de semana anterior también tomaron parte de otra de las pruebas de la Copa de Europa. Allí en tierras teutonas la suerte no le fue del todo favorable al ribagorzano ya que rompió un bastón en la prueba de 20 km patinador con salida en masa. Pese al percance logró entrar en meta en una más que meritoria vigésima posición.

Esta semana los seleccionados han continuado con los entrenamientos en Dobbiaco con la mente puesta en las tres pruebas que les esperan el fin de semana. En categoría junior, Martí tendrá mañana viernes un aperitivo en forma de sprint, con los 3,3 kms estilo libre. Una prueba corta y explosiva, de pierna gruesa y pulmón grande, tal vez no la mejor para sus cualidades si las comparamos con las de sus rivales nórdicos y centroeuropeos. Para el sábado la organización ha preparado los 10 kms en estilo clásico, dejando para la jornada dominical los 15 kms de persecución en estilo libre. Ambas pruebas se ajustan más a las capacidades de un Martí Vigo a quien si el físico le responde y la suerte no le esquiva el fin de semana seguro tendrá unas destacadas actuaciones.