Motos penetra entre Múgica y Derksen en el partido de ida
Turismo Villanua
Cruel y dolorosa derrota del Magia Huesca en la pista del Marín Peixegalego, rival directo por la salvación en LEB Oro. Tras ir por detrás casi todo el partido pero por escaso margen, los de Jiménez se pusieron 4 arriba a falta de un minuto y 26 segundos. En un increíble final lo echó todo por la borda y Miso ganó el partido para los locales. Buena actuación de Gintvainis con 19 puntos y 23 de valoración, aunque falló dos tiros libres clave en el último minuto.

Fuerte salida inicial de los locales con un inspirado Derksen, autor de cuatro puntos en los primeros cuatro minutos, aunque el Magia Huesca no se achantaba y mantenía el tipo  de la mano de Gantt y Gintvainis. El estadounidense terminaba el cuarto con 8 puntos en su haber, mientras que el lituano contribuía con 6 a la ligera ventaja peñista (20-21).

En el segundo cuarto se mantenía la tónica de la igualdad entre los dos conjuntos y destacaba Lafuente con un sensacional trabajo defensivo para dificultar los lanzamientos de Derksen. Por parte del conjunto local se sumaba a la fiesta un inesperado Adón, mientras que Mikel Motos hacía lo propio para el equipo de Sergio Jiménez. Los triples finales de Gintvainis y Miso dejaban el 43-37 al descanso favorable a Marín Peixegalego.

Tras la reanudación, un triple de Gantt y una canasta de Simovic ponían el partido al rojo vivo, aunque de nuevo Andrés Miso, jugador con pasado ACB en Fuenlabrada, Sevilla, Zaragoza, Murcia y Estudiantes, fulminaba a los peñistas desde el perímetro (53-47). Pese a que la ventaja alcanzó los ocho puntos a favor de los locales, un triple de Gantt y dos tiros libres de Gintvainis, quien aprovechaba la ausencia de Simeón en el bando contrario, metían de nuevo al Magia Huesca en el partido (55-52). Se llegaba a los últimos diez minutos con un 61-56 en el marcador que dejaba todo en el aire.

El último cuarto no pudo ser más cruel para los intereses peñistas. Tras hacer lo más difícil, encadenar un parcial de 0-9 para pasar del 67-62 al 67-71 a falta de un minuto y 26 segundos para el final, el mundo se desmoronaba para los hombres de Sergio Jiménez en el momento más caliente. Derksen anotaba a tablero, y encima forzaba el tiro adicional tras la falta de Fontet, que también convertía (70-71 a falta de 56 segundos). Jiménez pedía tiempo muerto para evitar que Marín robara el balón al sacar de banda, por lo que se vieron obligados a cometer la falta sobre Gintvainis. Lo que nadie esperaba era que el lituano fallara sus dos tiros libres, pero aún así Derksen fallaba el tiro de la victoria a falta de ocho segundos y Portález se hacía con el rebote. Y ahora sí, todos los astros se alineaban en contra del Magia y Bulic cometía unos pasos inexplicables a falta de 3 segundos, por lo que la posesión pasaba de nuevo al Marín. Miso, desde el perímetro, no perdonaba y generaba el delirio entre la afición gallega. Ni el mejor guionista de televisión hubiese imaginado un final más triste. El Peñas aún no ha caído por el precipicio pero está agarrado a un clavo ardiendo que sobresale en la ladera de ese precipicio.

Estadísticas MARÍN 73-71 MAGIA HUESCA
Estadísticas MARÍN 73-71 MAGIA HUESCA

De esta manera, el Magia Huesca acumula su octava derrota consecutiva y se encuentra a una victoria más el basket averague de la salvación. El próximo compromiso liguero será el lunes 23 de enero a partir de las 20 horas en el Palacio Municipal de los Deportes de Huesca frente al Lleida.

  • Andres

    8 derrotas empiezan a ser muchas… a ver con el Lleida

  • valdanito2

    Este entrenador………