Miguel Caballero ha ganado la primera edición de un espectacular Gran Maratón Montañas de Benasque tras un interesante duelo con Diego Gómez. Nada más cruzar la meta se fundieron en un abrazo.

Miguel Caballero cumplió el guión y se hizo con la primera edición del Gran Maratón Montañas de Benasque en un bonito duelo con el también especialista en montaña de la Guardia Civil, Diego Gómez. Los últimos kilómetros dejaron un bonito duelo. Distancias de poco más de un minuto de separación, un corredor que veía al otro y que este sentía cerca. Al final, tras cruzar Gómez la meta los dos se aplaudieron, los dos se abrazaron, los dos compartieron conferencia. Luego, con la llegada del tercer clasificado, el vasco Jon Erdaide, compartieron charla con una caña para reponer fuerzas. Al lado, los fisios ya sabían que estos ‘monstruos’ son de una pasta especial, su umbral de dolor es muy alto. Eso sí, les tocó aplicarse de lo lindo cuando empezaron a entrar por meta los mortales.

La primera edición de esta carrera ha dejado huella por su dureza. La organización tenía claro que si había diseñado una carrera grande era por algo. Los 42 kilómetros oficiales se alargaron un poco más. El terreno blando sobre el que transcurrió buena parte del trayecto y algunas palas de considerable porcentaje terminó por endurecer una carrera exigente con independencia de que toda prueba es dura en función del ritmo de los corredores.

Miguel Caballero es un profundo conocedor de la zona ya que estuvo destinado en el puesto de Benasque durante cuatro años antes de trasladarse al de Viella. “Hemos cambiado de valles, por cuatro que son muy diferentes, nos ha ayudado la climatología y ha sido una jornada perfecta. La carrera ha sido dura físicamente por el volumen de las subidas. Se hace muy larga”, explicó Caballero. El ganador subrayó la necesidad de adaptarse al recorrido, con muchos tramos de hierba en los que pisar “era muy poco fiable, aunque ayudaban a recuperar el ritmo”. El madrileño ha sido padre hace una semana por lo que su temporada de carreras está visiblemente recortado, explica con una sonrisa de oreja a oreja que deja claro que tampoco le importa cambiar el calendario respecto al de otros años.

Diego Gómez puso muy difícil el triunfo a Caballero. Este dijo que había llegado con la “aguja ya en el rojo”. El Greim afincado en Benasque desde hace cinco años reconoce que siente una profunda admiración por su compañero del que tan solo le separaron un minuto y dos segundos en la línea de meta. “Correr contra él es una auténtica satisfacción y cuando me decía que le recortaba tiempo me daba mucha alegría. Lo he tenido como compañero de trabajo y es fantástico”, indicó. Entre sus objetivos está correr la Vuelta al Aneto como antesala a su deseo de correr algún día el Gran Trail Aneto Posets.

El tercero en subir al cajón fue el vasco Jon Erdaide. Llegó con invitación de la organización y tras haberse retirado de la de 130 km de Lemona, el tercer puesto de esta mañana le sirve para coger confianza de cara a próximos retos. “He disfrutado de esta carrera y al final me ha tocado gestionar los calambres”, explicaba con una sonrisa pocos minutos después de cruzar la línea de meta. El corredor ya conocía el valle de Benasque porque en su currículo tiene la Vuelta al Aneto, aunque se retiró de la misma por un problema estomacal. “La organización está muy bien, Carlos (Carmona, uno de los organizadores) me llamó para venir lo cual es de agradecer y está muy bien señalizada”,dijo. Su principal objetivo para esta temporada es la Ehunmilak.

Y si esta y otras carreras son posibles es gracias al inmenso trabajo de los voluntarios. Marcaje del trazado aparte, desde varias horas antes de las 20.00 del viernes cuando se procedió en el Palacio de los Condes de la Ribagorza a dar las instrucciones a los participantes estuvieron atentos a todas las necesidades de los corredores. Si la prueba arrancó a las 8.00, tres horas antes ya pululaban por la línea de salida y se dirigían a los puntos de control de la carrera. Fueron los primeros en entrar y los últimos en salir. Uno de ellos, Pedro Durán, de Casteldefels (Barcelona) e integrante del llamado Komando Tortilla, un grupo de montañeros amigos de distintos puntos con la montaña de Benasque como nexo común. “Soy el organizador a nivel de emisoras con lo que se comunica con los distintos puntos de control en caso de emergencias”, explica. Su trabajo, funcionario de la Administración Local, en nada tiene que ver con ese voluntariado de una prueba, que también tuvo un flanco solidario: un euro de cada inscrito fue para SOS Himalaya. “Esto se hace por amor al deporte y al valle”, afirma.

CLASIFICACIONES

  1. Miguel Caballero 5h14m29s
  2. Diego Gómez 5h15m31s
  3. Jon Erdaide 5h26m55s
  4. Elías Resina 5h34m29s
  5. Antonio Arraiza 5h39m02s
  6. Roberto Prades 5h41m05s.