El Mallorca, con el aterrizaje de Fernando Vázquez a la capital balear, empezó a resucitar tras la irregular temporada que estaba desempeñando, pero el ‘efecto Vázquez’ se ha ido apagando en las últimas jornadas.
Tyronne en el Iberostar Estadi de Mallorca | Foto: Ana Serrano - futbolbalear.com
Tyronne en el Iberostar Estadi de Mallorca | Foto: Ana Serrano – futbolbalear.com

El Mallorca empezó la temporada con el objetivo del ascenso pero después de los malos resultados cosechados al principio de la misma ese objetivo se fue apagando y con él las esperanzas de volver a Primera tras caer incluso en descenso en la categoría de plata. Ahora el objetivo se ha convertido en la permanencia como queda patente que al equipo balear le está costando salir del pozo.

Con la llegada de Fernando Vázquez, el Mallorca empezó a carburar y comenzó a salir de los puestos peligrosos aunque en las últimas jornadas ese ‘efecto Vázquez’ se ha ido apagando consiguiendo solo 4 de 15 puntos posibles en los últimos 5 partidos ligueros.

El conjunto bermellón es el cuarto peor equipo fuera de casa consiguiendo solo 7 puntos en 14 jornadas fuera del Iberostar Estadi. Sin embargo, como local, ha obtenido 23 puntos en 14 jornadas.

Dos derrotas en dos partidos frente al Huesca

Bermellones y azulgranas se han enfrentado en dos ocasiones esta temporada. La primera fue en Copa, donde el Huesca se llevó el partido gracias a los goles de Fran Mérida y Tyronne. La segunda fue en liga, donde también fueron los oscenses los triunfadores quedándose con 3 puntos valiosísimos.

Una nueva batalla trascendental para ambos

Este miércoles, 16 de marzo, ambos equipos se vuelven a enfrentar por tercera vez en la temporada. Es un choque crucial para ambos ya que para los azulgranas supondría alejarse 6 puntos del descenso y para el Mallorca salir de él.