Tres son los delanteros que la SD Huesca tiene en nómina en la primera plantilla. Jugadores que por su instinto goleador y oportunista se antojan claves en un partido que se prevé igualadísimo entre dos campeones de la Segunda ‘B’ que buscan una plaza en el fútbol profesional.
Esnáider celebra su gol frente al Atleti 'B'| Foto: sporthuesca.com / C.Pascual
Esnáider celebra su gol frente al Atleti ‘B’| Foto: sporthuesca.com / C.Pascual

El más joven de los tres arietes, Juan Esnaider (23 años), llegó al club el pasado verano como un jugador con proyección a la sombra de un desatinado y apagado Guillem Martí. Quien debía ser el hombre gol azulgrana, se cayó del equipo tras la pretemporada e hizo obligatoria su marcha en el mercado invernal. Mercado que aprovechó la dirección deportiva para reforzar una posición que había dejado un bagaje de dos tantos anotados por los hombres más cercanos al gol. Curiosamente llegaron a la vez, en la jornada 17, en la goleada al Trival Valderas (6-1).

Esnáider no es sinónimo de gol esta temporada. Al anotado en la primera vuelta hay que sumarle solo otros dos ante Atlético de Madrid ‘B’ y Fuenlabrada. En Copa también se estrenó con el tanto que daba la victoria y el pase de ronda ante el Toledo (2-1). Pese a esto, es un jugador indispensable para las rotaciones de Tevenet. Ha disputado un total de 1925 minutos en Liga repartidos en 30 jornadas, 21 de ellos como titular. Su lucha, entrega, garra, presión, apertura de espacios y habilidad para bajar los balones que llegan a pociones de ataque mediante desplazamientos largos le hacen un jugador número 12 muy a tener en cuenta. De hecho, durante la competición regular ha sido el delantero preferido en los partidos en los que el Huesca jugaba como visitante.

Mainz celebra con Josan su gol frente a la UD Las Palmas Atlético | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
Mainz celebra con Josan su gol frente a la UD Las Palmas Atlético | Foto: sporthuesca.com – C.Pascual

El caso de David Mainz es bien distinto. El aragonés llegó en invierno y aportó soluciones al mayor problema del equipo; la falta de acierto de los arietes. Ha disputado un total de 1415 minutos repartidos en 20 duelos, 16 de ellos siendo de la partida. En su cuenta personal, 7 goles anotados ante rivales como Barakaldo, Real Sociedad ‘B’, Leioa, Socuéllamos, Las Palmas ‘B’ o el tanto que daba el liderato en el minuto 84 del último partido ante el Bilbao Athletic. Si tuviera que apostar por un hombre en la punta de ataque el domingo, lo haría por Mainz. Su entendimiento con el tridente Tyronne-Camacho-José Gaspar es un hecho y su velocidad, sangre fría y definición pueden ser claves en un partido que contará con escasas oportunidades claras para ambos contendientes.

El caso de Pallarés es el más complicado. Prácticamente inédito desde su llegada –solo ha jugado 219 minutos– no ha tenido muchas oportunidades de demostrar sus características ni su valía. Tan solo ha jugado un partido partiendo de inicio, ante el Toledo, y fue sustituido en el minuto 70 ante su discreta actuación. El de Gandía todavía no ha entrenado su cuenta goleadora como azulgrana así que cuenta con una oportunidad única para hacerlo y entrar además en la historia de la SD Huesca por la puerta grande.