Montañeros de Mayencos en el refugio de Goriz | Foto: Mayencos
Otra nueva salida del programa de Montaña. Una salida que si en principio sólo contemplaba esa tercera cumbre pirenaica que es Monte Perdido, se ha metido la ambición a competir, y lo que ha conseguido es ampliar los límites.
Montañeros de Mayencos en el refugio de Goriz | Foto: Mayencos
Montañeros de Mayencos en el refugio de Goriz | Foto: Mayencos

Tras una vespertina aproximación al refugio de Góriz, siete Mayencos, siete, se aliaron con las primeras horas de la mañana para ir en busca de ese Collado de Arrablo, y comenzar la jornada subiendo a la Punta de las Olas.

Seguidamente se alcanzó el Baudrimont SE, para lo que se necesitó la ayuda de crampones y piolet. Dejándolo atrás se dirigieron al Soum de Ramond o Pico Añisclo, sin librarse de la nieve, ya blanda dadas las horas. Se renunciana a la Espalda de Esparrets, dirigiéndose al Baudrimont NW, para el que ya hubo que echar las manos en algún paso. Finalmente se acometió el ascenso al Perdido, bajando por la normal hasta el refugio.

Una magnífica jornada de alta montaña estival con tintes invernales, que no dejó indiferentes a los participantes.