José Manuel Plana, en el centro de la imagen, con representantes de las distintas firmas que le apoyan y le patrocinan. Foto: sporthuesca.com
La Madrid-Lisboa en BTT tendrá en el pelotón al oscense José Manuel Plana, que con un 34% de discapacidad producto de un doble atropello en un mismo accidente cuando iba en bici, se enfrenta en solitario a una ruta de 770 kilómetros en BTT.

Nacido en Huesca y residente en Zaragoza, José Manuel Plana tiene ante sí el reto de participar en la Madrid Lisboa en BTT que arranca este viernes 30. Una prueba no competitiva de excelente dureza y más cuando tienes una discapacidad de 34% debido a un doble accidente de circulación cuando iba subido en su bici. Fue mientras preparaba su octava participación en la Quebrantahuesos. Conductor de Alosa, su pasión por el deporte le puso en la delgada línea entre la vida y la muerte. Un coche se lo llevó por delante y otro más no lo pudo esquivar y también lo arrolló. No quedó en silla de ruedas, pero sí con una fractura de esas que solo escucharla da miedo: aplastamiento de L2. Para alfombrar al máximo posible los senderos de la ruta montará una bici con doble suspensión. Amortiguara el terreno, pero le penalizará el peso.

Si no es fácil ya de por sí trazar los 770 kilómetros de la Madrid-Lisboa por caminos, menos lo es aún cuando tienes esa discapacidad, participas solo, hay que navegar con el apoyo de GPS y los tracks de ruta y tienes que cumplir los controles de paso. Son 10 los repartidos en la ruta y no puedes fallar. No se trata de una carrera. No es competitiva. Sí, pero la realidad es que hay tiempos de paso y honores para quienes lleguen a la capital portuguesa en primera posición. Y ya se sabe, hablar de falta de competitividad en cualquier prueba donde hay dos ciclistas es una quimera.

El reto ha sido presentado esta mañana en Huesca al calor de las oficinas de Alosa que va a dar respaldo a su trabajador. Va a estar presente en la salida y otra de las conductoras de la empresa Dolores Visens estará en un grupo de apoyo. Miguel Ángel Fustero, responsable de la compañía, resumió así el respaldo a la iniciativa. “En cuanto nos comentó la iniciativa nos pusimos a su disposición. Las empresas tiene que dejar parte de su riqueza sobre el terreno”. La compañía, además, va a dar cobertura informativa a su pedaleo.

José Manuel Plana no escondió cierta timidez minutos previos a la rueda de prensa donde se presentó su iniciativa en la que además de Alosa, están involucrados Ciclos Cored y la empresa informática Unitic. “Tengo una gran responsabilidad por llegar a Lisboa”, dijo para lo que ha basado buena parte de su entrenamiento en coger fuerza ascendiendo a prácticamente todos los picos cercanos a Huesca capital. Entrenar de forma específica para una empresa de tal tamaño es difícil. En su haber tiene entre otras pruebas la Maratón de Monegros, la Gran Fondo de Barcelona y la Vitoria-Gasteiz. Pruebas duras, pero lejos de lo que es la Madrid-Lisboa.