|Foto: Federación Española de Deportes de Invierno
El esquí de fondo va más allá de la nieve, y así lo demuestran los dos deportistas altoaragoneses, Diego Ruíz y Martí Vigo. Ambos viajaran hasta Val di Fiemme (Italia) para competir en el Mundial de Rollerski.
Martí Vigo entrena con los rollerski cada verano en el Valle de Benasque |Foto:Martí Vigo
Martí Vigo entrena con los rollerski cada verano en el Valle de Benasque | Foto: Martí Vigo

A partir del día 24, durante cuatro jornadas intensas, el reciente campeón de España, y olímpico, Diego Ruíz y el joven y prometedor Martí Vigo competirán en el mundial de esta modalidad deportiva aplicada al esquí nórdico.

Muchos de los grandes esquiadores que asistirán a la cita practican rollerski tras acabar la temporada invernal y así no perder la técnica sobre la nieve. Martí y Diego son los dos únicos españoles con los que contará la prueba, pero no solo ellos compiten en este deporte. Podemos resaltar también a Jesús Labanda, Imanol Rojo y Carlos Lannes.

La primera jornada de los mundiales se iniciará con la cronoescalada en estilo clásico y la última será en estilo patinador. El soporte sobre el que se deslizan, los rollerski , también son `Made in Aragón´, concretamente de la firma oscense “Quionne” y fabricados por el biatleta y olímpico Victor Lobo, junto a Marcos Ruperez, ambos ingenieros de la misma.

Junto a los fondistas aragoneses viajará hacia las Dolomitas el entrenador Ángel Giménez, el cual está invitado por  la Federación de Biathlon (IBU) para participar en un seminario de entrenadores en la República Checa.