Foto: Bolskandisc
El pasado fin de semana se disputó en las playas de Castelldefels (Barcelona) el campeonato de España de ultimate frisbee masculino y femenino en playa, donde acudieron los chicos y chicas de BolskanDisc LaManoDelDiez, en el caso de los chicos mermados por las bajas de algunos jugadores con el objetivo de mantener la primera división, y las chicas combinándose con jugadoras del equipo vecino de Zierzo Zaragoza bajo el nombre de Croquetas, en este caso sin miedo al descenso al existir solamente una categoría, pero también con bajas importantes de jugadoras de ambos clubes.
Foto: Bolskandisc
Foto: Bolskandisc

El sábado tanto chicos como chicas disputaron 4 partidos. El grupo masculino enfrentó a los oscenses en primer lugar con Atis Tirma de Gran Canaria en un partido muy apretado que se decantó en el punto final del lado de los isleños por 10-11, más habituados a la arena que BolskanDisc LaManoDelDiez. Tras ellos el rival sería Corocotta de Santander, máximo favorito y campeón final del torneo, que pasó por encima 4-13 tras un arranque demoledor de 0-6, demostrando que en playa es mucha la diferencia entre ambos equipos, algo que no se vio sobre césped en el torneo disputado hace dos semanas donde solamente ganaron por 1 punto. Para acabar el grupo, con un jugador oscense lesionado, y eludir el último puesto del mismo, se jugó con Mamadiadors de Tarragona, y esta vez en un partido bien dominado se vencía por 13-5, cruzándonos con el segundo del otro grupo, Bravos de Barcelona, que en el último partido del sábado y con las piernas muy cansadas, vencía a BolskanDisc LaManoDelDiez por 5-11.

Los resultados del sábado cruzaban a los oscenses el domingo para eludir el descenso con Disckatus de Madrid, en un partido donde el equipo vencedor salvaría la categoría. La suerte sonrió del lado verde en un partido muy serio donde doblegaban al rival por 13-6 manteniendo la categoría, que era el objetivo primordial para el equipo presentado y el nivel de la primera división. Para acabar la jornada lucha por el quinto puesto con Mamadiadors de Tarragona, que esta vez se llevaron el gato al agua por 7-10, después de haber llegado con 7-7 a falta de 5 minutos, notándose las piernas en los minutos finales de 2 jugadores que habían llegado nuevos para la jornada dominical, quedándose BolskanDisc LaManoDelDiez con un sexto puesto que sabía a gloria.

Las chicas por su parte unidas a las zaragozanas bajo el nombre de Croquetas también contaron en sus partidos del sábado con 1 victoria y 3 derrotas. En el primer partido contra Sureñas de Andalucía cayeron derrotadas 9-10 en el punto final, con la sensación de haber podido ganar dicho partido si el mismo hubiera sido más adelante y se hubieran entendido mejor las jugadoras de BolskanDisc LaManoDelDiez y Zierzo Zaragoza. En el segundo nueva derrota contra Waikikis de Tarragona en un partido donde no salió nada en el bando aragonés que recibió un 4-10 en contra. Tras ello Esperit de Sabadell recibió un 13-1 por parte de las aragonesas que esta vez veían como salían las cosas a pesar que en el último partido del día se perdiera por 4-12 contra Cremas de Barcelona que a la postre serían las subcampeonas del torneo.

Estos resultados les enfrentaban el domingo nuevamente con Esperit de Sabadell con quienes volverían a repetir resultado de 13-1, acabando con buen sabor de boca contra Vikingas de Alicante en un partido apretado que terminó 11-9 a favor de las aragonesas que quedaron octavas y con la satisfacción de 3 partidos ganados y de haber podido vencer en alguno más, demostrando mejoras con el paso de los torneos que juegan juntas oscenses y zaragozanas.

Al final de la jornada alegría general por los objetivos logrados, manteniendo la primera división en el caso de BolskanDisc LaManoDelDiez masculino, y en las chicas sabiendo que ese octavo puesto es fácil de mejorar si están todas las integrantes de ambos clubes así como con un poco más de suerte y cohesión entre las jugadoras a lo largo del año.

La próxima cita dentro de dos fines de semana con las chicas en el campeonato de España femenino en césped que se celebra en Valencia, quedándose los chicos en casa por falta de efectivos para dichas fechas, razón por la que los entrenamientos son siempre abiertos a todo aquel que quiera probar el deporte del disco volador, que cada vez en Huesca goza de más adeptos.