El mediocentro balear, ex de la SD Huesca, cumplirá ante el equipo de Anquela su segundo ciclo de sanción en la presente temporada al ver la décima cartulina amarilla en el encuentro de Tarragona contra el Nàstic.
Lluís Sastre conduce el balón en Butarque ante el Albacete | Foto: losotros18.com
Lluís Sastre conduce el balón en Butarque ante el Albacete | Foto: losotros18.com

Lluís Sastre no podrá jugar el próximo sábado el decisivo partido del Leganés en sus aspiraciones por el ascenso directo contra la SD Huesca. El mediocentro vio en el Nou Estadi de Tarragona la décima amarilla de la campaña en el minuto 85, amarilla que acarrea un partido de sanción.

El club pepinero pierde así a una de sus piezas claves en el centro del campo. Sastre estaba siendo un jugador importante y muy utilizado por Asier Garitano. El balear llevaba, hasta el partido contra el Huesca, siete titularidades seguidas y un total de 26 en el global de la temporada, es decir, el 86% de los partidos en los que ha ido convocado los ha jugado de inicio. Además, el ‘22’ marcó en El Alcoraz el único gol del Leganés en la primera vuelta, gol que puso el definitivo empate a uno en el marcador.

Sastre salió del equipo azulgrana en el verano de 2012 dirección Valladolid tras un último año algo flojo, sin el nivel mostrado en las anteriores campañas y con un gran historial de problemas tanto en lesiones como a la hora de recuperar la forma. En resumidas cuentas, su bajo rendimiento –disputó 26 partidos y no anotó ni un solo gol- le impidió continuar en Huesca.

En el equipo pucelano, Sastre permaneció las tres últimas temporadas –dos en Primera División, a donde quiere regresar con el Leganés, y una en Segunda División- hasta que este pasado verano, y tras disputar 68 partidos con la elástica vallisoletana, se convirtió en jugador del Leganés y es en Madrid donde Sastre se ha reencontrado con su mejor versión y donde está siendo el futbolista que llegó a maravillar en Huesca.