El ya jugador del Manresa se despide en una emocionada rueda de prensa del club que lo ha forjado como jugador y como persona. Lluís Costa se marcha con el sentimiento de que es un peñista más y afirma que algún día “devolveré todo lo que me ha dado”.

“Aquí hay un peñista para siempre”. Seis palabras pronunciadas por Lluís Costa abrochadas a una despedida. El ya base del Manresa ve cumplido el sueño que tuvo de pequeño por ser un día jugador de ACB. La constancia es la marca de este catalán que llegó al club altoaragonés desde la cantera de un FC Barcelona que nunca apostó por su progresión y cuando carecía de ofertas. Quim Costa, técnico del Peñas, ha actuado como segundo padre del jugador. Quizá, todo se lo deba al técnico catalán que le fichó para un Peñas donde se ahormó como base y como persona. Tras su explosión en la LEB Oro salió rumbo a Burgos y regresó este verano pese a que tuvo ofertas más jugosas. La vida en el Peñas y en Huesca caló en un chaval que creció con los vídeos de Larry Bird, Magic Johnson e Isiah Thomas, que mantiene que su hermana Mónica es mejor tiradora que él, que Pau Gasol se interesó por él en el verano de 2013 cuando Costa abrazó las secciones inferiores de la selección nacional y que estudia márquetin porque sus padres –Lluìs y Olga- le inculcaron la necesidad de compaginar estudios con deporte.

Lluis Costa en el último partido ante Palencia | Foto: C.Pascual
Lluis Costa en el último partido ante Palencia | Foto: C.Pascual

Costa se despidió en la sede del Peñas, acompañado por el presidente del club, Antonio Orús. El jugador contuvo la emoción. Y trenzó toda su intervención desde el sentimiento cosido a la oportunidad que le da Manresa. El club catalán y Lluìs Costa iban a encontrarse este verano. Los derechos sobre el jugador para participar en la ACB las dos próximas temporadas los tiene el club manresano, pero la falta de bases precipitó el acuerdo.

Con sus 180 centímetros, Lluis Costa se va a pelear el puesto. Las temporadas bajo las órdenes de Quim Costa le ayudarán. Sabe que la receta es el trabajo. “Quim me ha dicho que siga trabajando y poniendo muchas horas”, señaló en la rueda de prensa. No lo tendrá fácil. La ACB es otro mundo, pero que lo va a intentar por activa y pasiva, seguro.

De Huesca y del Peñas sale con indisimulada pena y con la seguridad de que este club y esta ciudad han sido clave en su formación como jugador y como persona: “No sé cuándo mi familia y yo podremos devolver al club todo lo que me ha dado”. Para qué decir más.

Con Costa fuera del vestuario, el Peñas se rearma para jugar la próxima cita que dicta el calendario y que es contra Melilla. Antonio Orús deslizó que la entidad buscará un recambio para cubrir la salida de Lluìs, pero con los pies en el suelo. La economía manda y ya se sabe que no está para muchas florituras.

  • Fernando Escartín

    Pues una lástima para el Peñas, pero muy buena noticia para el Manresa.
    Estuve el otro día allí viendo un partido ACB (vivo cerca) y lo cierto es que sí, se nota a faltar alguien que juegue de base. Y aún no se había lesionado
    No conozco bien deportivamente a Costa, sigo las informaciones de los diferentes medios, y creo que es muy buena noticia para el jugador y para el club.
    El Peñas lo sabía, contento del tiempo que lo hemos disfrutado.
    ¡Mucha suerte para Luis, se la merece!