Cordadas en una anterior edición de las 12 horas de Riglos. Foto: Peña Guara
Turismo Villanua
Riglos es sinónimo de escalada todos los días del año. Sus paredes son una referencia internacional y este sábado se visten de otra manera con una nueva edición del Rally Fixe. Doce horas de cordadas en sus paredes para participar en la Liga de Rallies de Escalda de la Fedme.

Vuelven a las paredes cordadas muy fuertes. Tipos duros para aguantar una competición de 12 horas. Escaladores, alguno de ellos, capaces de subir 6 y 7 veces la Visera. Un mallo de 250 metros de altura y desplomado. El club Peña Guara ha presentado los pormenores de esta competición que se va a celebrar este sábado. El IX Rally Fixe está abierto a 30 cordadas en las que se puede participar como masculina, femenina o mixta –cada vez con mayor presencia- y donde habrá gente muy fuerte, como le gusta calificar al presidente del citado club, Manolo Bara.

Traschinepro

A las 8.00 está previsto que arranque una competición marcada en el calendario de la Liga de Rallies de Escalada Fedme de manera especial, porque Riglos tiene cierto ascendente en este mundillo. Habrá representantes de casi toda España y desde unos días antes se dejan ver por el territorio más cercano lo que sin duda contribuye, además del plano deportivo, a potenciar el económico. Manolo Bara incidió en este punto: “Días antes ya hay gente entrenando en la competición con lo que hay un efecto positivo de retronó y con eso ya nos damos plenamente por satisfechos”.

La competición es posible por la colaboración de unos 40 voluntarios, listos para dar soporte a los escaladores con el control de las cordadas, pero también para atender las dudas de los amantes de este deporte o de aquellos que buscan una ocasión para acercarse al mismo. Los mallos con el pintoresco pueblo sobre los que se levantan facilitan que los aficionados se acerquen a Riglos para ver las evoluciones de las cordadas. Estas se diferenciaran por los colores.

Lorenzo Ortas, vicepresidente de Peña Guara, recordó que, durante años, las paredes de Riglos se tildaron de peligrosas. La obsesión de los organizadores por la seguridad de los participantes es una constante y por eso seleccionan las vías más seguras para unos participantes que “terminan fundidos”, subraya. El rally consiste en escalar el máximo número de vías para acumular puntos. Cada una de ellas tiene una puntuación en función de su longitud y dificultad.

Una de las particularidades de esta edición es que coincide con la Marcha de los Castillos que ya tiene cerrado el plazo de inscripciones por lo que Riglos va a ser un nudo deportivo de primera índole este sábado.