Imagen de la anterior edición del descenso del río Cinca. Foto: Asociación Club Fotógrafos Fraga
Este domingo, a las 10.00, arranca una nueva edición del descenso del río Cinca. Más de 900 palistas participan en una jornada que discurre por las aguas de Fraga, Torrente y Mequinenza.

El Descenso Internacional del Cinca espera a cerca de 900 participantes, que se darán cita en el Bajo/Baix Cinca con motivo de la celebración del XIX edición de la prueba deportiva y recreativa, declarada Actividad de Interés Turístico de Aragón. El Descenso Internacional del Cinca se ha convertido en un referente nacional en el mundo del piragüismo. Las inscripciones para la modalidad competitiva alcanza la cifra de 229 palistas a los que hay que sumar los participantes de la modalidad popular, con un límite marcado por la organización, y los más de 100 palistas que competirán en el III Trofeo Nacional “Descenso del Cinca-Jóvenes Promesas”. En total, 900 palistas surcarán las aguas del río Cinca en el tramo comprendido entre Fraga y Mequinenza.

En esta edición participan en la modalidad competitiva-federada un mínimo de 27 clubes. Entre los participantes hay presencia de piragüistas de 12 autonomías: Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, Castilla La Mancha, Castilla León, La Rioja, Región de Murcia, Navarra y País Vasco El Descenso del Cinca se ha convertido en un referente nacional en el mundo del piragüismo, ya que está incluida por la Real Federación Española de Piragüismo como prueba Internacional de Interés Especial. La obtención hace dos años del rango internacional hace que el Descenso del Cinca cuente en la línea de salida con representación internacional. Habrá representantes de dos clubes argentinos y uno alemán. La modalidad competitiva es la que ha tenido en los últimos años un mayor crecimiento y se mantiene la obligatoriedad de realizar un porteo en la zona del avituallamiento en Torrente de Cinca, en lo que es uno de los puntos más espectaculares del recorrido.