Luis García Tevenet apostó por Leo Franco para empezar la temporada en El Alcoraz. El técnico andaluz disipó las dudas generadas durante la pretemporada alineando bajo palos al veterano meta argentino que respondió con una notable actuación.
Leo Franco frente al Alavés | Foto: laliga.es
Leo Franco frente al Alavés | Foto: laliga.es

Leo Franco fue el encargado de defender la portería azulgrana frente al Alavés en el primer partido de liga. Ya en los primeros compases del encuentro, cuando el Alavés salió muy enchufado y apretando a un Huesca que pecó de novato, el veterano arquero argentino tuvo que intervenir despejando con las piernas lejos de su arco un balón cruzado intencionado que buscaba entrar por primera vez en la portería azulgrana. Pese a los tres goles anotados por el Deportivo Alavés, Leo Franco realizó durante el encuentro 3 intervenciones vitales para que la goleada no hubiera sido mayor en el regreso del Huesca al fútbol de plata.

No fue en esa ocasión, sino a los cinco minutos de comenzar el encuentro, cuando la Sociedad Deportiva Huesca iba a encajar el primer gol de la temporada 2015-2016. Un disparo cruzado de Kiko Femenía desde fuera del área se iba a introducir en la meta de Leo Franco para instaurar el 0-1 y desnivelar el encuentro prácticamente en su comienzo. El veterano cancerbero poco pudo hacer ante el misil de Femenía, que celebraba con entusiasmo su primer gol y el primer tanto de la Liga Adelante en este curso. En la primera mitad, Leo Franco vería la tarjeta amarilla por recriminarle a un delantero rival que no tratara de engañar al colegiado, desafortunado en la tarde de ayer, buscando que pitara pena máxima.

A partir de ahí no cesaron las acometidas vitorianas, que una y otra vez rondaban el área oscense en busca de engrosar la cuenta. En el segundo gol, obra de Juli, un fallo en defensa permitió a la artillería del Alavés llegar hasta el área de Leo Franco para batirle a placer, haciendo inútil su presencia sin poder hacer nada. En el tercer tanto, anotado por Facundo Guichón, una jugada conducida por Toquero en banda diestra iba a presentar un balón dentro del área azulgrana para que el uruguayo cruzara el balón y batiera nuevamente a placer al guardameta sudamericano.

Leo Franco intervino con los pies en tres ocasiones para evitar el tanto vitoriano cuando los atacantes llegaba a rematar dentro del área, y en la primera mitad despejó a córner una falta directa sacada por Sergio Mora que buscaba con intención batir a un arquero argentino que se ganó la confianza de todos después del primer partido de liga. Sacando el balón con criterio desde atrás, tanto con los brazos como con el pie, y tratando de complementar a la defensa azulgrana cuando ésta estaba muy separada, Leo Franco finalizó el choque siendo uno de los jugadores destacados del club oscense, pese a haber encajado tres goles.

.