El meta argentino de la SD Huesca ha pasado por los micrófonos de los periodistas una vez finalizada la sesión del entrenamiento de la mañana del jueves con la vista puesta en el partido del domingo contra el Elche.
Leo Franco atajando un balón por alto Foto: LFP
Leo Franco atajando un balón por alto| Foto: LFP

La plantilla oscense continúa con la idea de alargar el idilio de puntuar fuera de casa una jornada más. Así lo ha expresado Leo Franco: “El próximo partido va a ser complicado pero vamos pensando en conseguir algo”.

Para ello, muy probablemente, los hombres de Anquela tendrán que dejar la puerta a cero, hecho que no lleva sucediendo en las últimos 14 jornadas y que complica el objetivo de conseguir victorias. “No recibir goles es fundamental porque en esta categoría marca mucho el resultado. Es una faceta que estamos entrenando durante la semana para intentar corregir los errores”, asegura el veterano jugador, uno de los grandes perjudicados de esta mala racha.

Para el guardameta, quien se considera una persona “autocrítica que siempre quiere destacar”, su temporada no está siendo mala. “Sé que he tenido fallos en algunos acciones pero estoy contento y tranquilo con mi trabajo y con la forma de encarar la semana. Eso es lo fundamental”, declara un Leo Franco exigente y sincero.

Incluso sumando los 14 partidos recibiendo gol, el meta de 38 años está “contento a nivel general con el trabajo que está haciendo el equipo”, sin embargo, piensa “que hay que mejorar en casa porque el Huesca tiene que dar más alegrías a la gente que va al campo”.

La igualdad en la tabla es un tema característico de la Liga Adelante en los últimos años. “Todos los equipos se van a estar jugando algo hasta la última jornada. Los de arriba estarán con posibilidades de ascenso, de meterse en playoff y los de abajo van a estar luchando por la permanencia”, afirma Leo Franco, uno de los líderes del vestuario oscense.