La victoria (2-0) ante el Gimnástic de Tarragona supuso la vuelta al once titular de Leo Franco y para la SD Huesca un balón de oxígeno en su lucha por salir de la zona de descenso. Un choque en el que el equipo dejó de nuevo  la puerta a cero y en el que Fran Mérida se estrenó como capitán.
Leo Franco dejó la portería imbatida | Foto: C.Pascual
Leo Franco dejó la portería imbatida | Foto: C.Pascual

La victoria ante el cuadro tarraconense aupó a los oscenses fuera del descenso y dio tres puntos que saben a gloria. La buena imagen que dejó el equipo sobre el césped de El Alcoraz fue correspondida por una afición entregada que vio de nuevo a Leo Franco bajo palos y a Fran Mérida, por primera vez desde su llegada al club, portando el brazalete de capitán debido a las ausencias de Carlos David y Juanjo Camacho. Aunque sobre todo el público vio como el Huesca se mostró seguro en defensa, lo que le  permitió dejar la portería imbatida.

Juan Antonio Anquela lo repite una y otra vez en rueda de prensa, cita que en Segunda División vale mucho dejar la portería a cero. La buena actuación de los azulgranas ante los catalanes, en todas las posiciones, hizo que los de Anquela resistieran la ofensiva grana y no recibieran ningún gol.

Leo Franco regresó al once

El meta argentino volvió tras su lesión en los isquiotibiales a defender la portería oscense. El arquero reapareció tras varias semanas en el dique seco y cuajó una buena actuación bajo palos. Sus buenas intervenciones y la seguridad en defensa que transmitió el equipo, ayudó a que el guardameta saliese del feudo azulgrana imbatido.  Anquela pudo alinear tras varias jornadas a su portero titular. Leo Franco manifestó que las lesiones son fruto de su DNI pero el equipo espera poder contar con el argentino, que cada partido demuestra su experiencia y veteranía, para que ayude al equipo a alcanzar el objetivo de la permanencia. Óscar Whalley, será el gran damnificado, pues se verá relegado, de nuevo, a la suplencia. Queda patente, no obstante, que Anquela confía en sus dos arqueros. En sala de prensa, el jienense elogió al cancerbero zaragozano, a quien clificó de “portero excepcional”, pero también advirtió el míster que “en el fútbol, nadie te regala nada”.

Fran Mérida, estrenó capitanía

Las ausencias de Camacho y Carlos David, hicieron que el catalán, por primera vez desde que llegase al club,  fuese el capitán ante el Nástic. Mérida cuajó una muy buena actuación, lo que sin duda es un punto a favor para el conjunto oscense. Cuando Fran Mérida está a buen nivel, el Huesca juega mejor. El barcelonés dirigió como capitán a su equipo hacia la victoria.